Tres Pm

jueves 14 de noviembre de 2019
Publicado en EDOMÉX

Ataca tala clandestina a 53 zonas ecológicas mexiquenses

Martes, 13 Agosto 2019 16:32 Escrito por  Gabriela García

Los bosques mexiquenses se han visto devastados por la tala clandestina. Árboles cortados, troncos regados y ruido de sierras eléctricas; así es el panorama en la zona de la Peñuela y de Texcaltitlán. Los habitantes señalan que esta temporada fue la más crítica para el arbolado que poco a poco se acaba.

“La verdad no queremos decir mucho, da miedo, solo escuchamos las sierras a lo lejos y el trancazo de los árboles cayendo. Queremos a nuestros bosques, pero sabemos que si nos metemos, algo nos puede pasar. No es gente de aquí”.

Las afectaciones se perciben a pie de carretera, sin embargo, al adentrarse en el bosque, los daños son graves: los troncos son escondidos entre la hierba y los talamontes suelen regresar por la madera durante las noches para llevarla a los aserraderos clandestinos de la zona.

“Hemos hecho nuestras denuncias. Aquí se necesita mano dura, no hay autoridad que haga algo. Pensamos que hasta están involucrados. Es imposible no ver el daño que están causando”.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente informó que, hasta enero de este año, 53 zonas ecológicas del Estado de México fueron afectadas por delitos ambientales; entre ellas, el corredor Iztaccíhuatl-Popocatépetl, el parque Lagunas de Zempoala, las áreas naturales protegidas del Santuario del Agua y Forestal Manantiales Cascada Diamantes, El Salto de Atlautla-Ecatzingo y La Bufa Otomí-Mexica.

Ocuilan es otro municipio dañado por la tala clandestina. Así lo refirió Félix Alberto Linares González, alcalde de este lugar, quien ha pedido la presencia de la Guardia Nacional, ya que ha catalogado esta práctica como “delincuencia ambiental organizada”.

“En la zona se talan cada día 400 árboles. En dos décadas,tomando en cuenta la tala, plagas e incendios, se han perdido más de 12 mil hectáreas de árboles sanos”.

Linares González señaló que se ha detectado que, a medida que pasa el tiempo, más pobladores se suman a esta práctica. De este modo, ha solicitado el apoyo de autoridades estatales y federales.

“En algunos casos los talamontes les ofrecen una ganancia de dos mil 500 pesos a la semana, entonces, ese dinero para ellos suena atractivo cuando a veces no tienen ni 100 pesos en la mano”.

En el primer semestre del año, se han registrado 232 delitos contra el Medio Ambiente. El mes de marzo reunió el mayor número de casos con 48, seguido de abril con 46 y mayo con 37, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Artículos relacionados (por etiqueta)