Tres Pm

jueves 14 de noviembre de 2019
Publicado en EDOMÉX

Van diputados por 8 años de prisión para el robo de celulares

Miércoles, 11 Septiembre 2019 16:30 Escrito por  Veneranda Mendoza

Como un mecanismo para frenar el robo de teléfonos celulares, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) propuso reformar el Código Penal estatal con el objetivo de agravar la penalidad con sanciones de hasta 8 años de prisión a quien cometa este ilícito.

La propuesta del diputado José Antonio García García además plantea sancionar hasta con 3 años de prisión a quien comercialice conjunta o separadamente las partes de los teléfonos celulares robados y a quien altere o modifique el número de identidad de equipo móvil internacional IMEI.

Para el panista, la reforma además pretende evitar que estos dispositivos sean utilizados para cometer otros delitos como amenazas, extorsiones y secuestros, entre otros.

En la actualidad, refirió, los celulares son una herramienta de uso cotidiano entre los ciudadanos como medio de comunicación, obtención de información, entretenimiento, acceso a contenidos audiovisuales, acceso a redes sociales, para interactuar con el gobierno, para leer periódicos, revistas o libros, para ordenar o comprar productos y hasta para trabajar.

La “Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2018”, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), advierte que el 73.5 por ciento de la población de México de seis años en adelante utiliza teléfono celular, porcentaje que se eleva a 75 por ciento en el caso de la población mexiquense.

“Estos datos reflejan que los teléfonos celulares se han ido convirtiendo en un artículo de primera necesidad para la ciudadanía; sin embargo, también se ha convertido en uno de los artículos que más se roban a nivel nacional, siendo el Estado de México una de las entidades donde más hurtos de celulares se cometen”, refirió.

Según datos de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL), en el año 2018 se registraron 627 mil 920 robos de celulares a nivel nacional; es decir, al día se robaron un promedio de mil 720 celulares. Esta mercancía tendría un valor en el mercado negro de unos tres mil 139 millones de pesos al año.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2018 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refiere que durante el año 2017 se cometieron 9.5 millones de robos o asaltos en la calle o en el transporte público; en 51.2 por ciento de los casos, se robaron teléfonos celulares.

De este mismo estudio de opinión se desprende que el delito más frecuente en el Estado de México fue el robo o asalto en la calle o en el transporte público. En la zona Metropolitana del Valle de México se cometieron 31 mil 175 robos ese año.

En nuestro país solo se denuncian seis de cada 100 delitos que se cometen, por lo que la cifra aumentaría considerablemente tomando en consideración este dato.

Las personas víctimas de robo también lo pueden ser de homicidio al momento del despojo, o de otros delitos —como robo de identidad, extorsión y secuestros, entre otros— que se cometen al emplear la información personal almacenada en sus dispositivos.

Por tanto, no solo constituye una afectación al derecho de propiedad de la víctima, sino de la información de carácter personal, laboral y financiera, con la que se le coloca dentro de un rango más elevado de vulnerabilidad.

“Es deber del Estado garantizar la propiedad privada como un derecho inherente a la persona humana, mediante acciones como el ajuste o reforzamiento de los diversos tipos penales, en especial de aquellos que tienen un fuerte impacto social en la ciudadanía, como son diversas modalidades de robo”, añadió.

La iniciativa fue turnada a las comisiones unidas para su análisis y posterior dictamen.