Tres Pm

miércoles 17 de julio de 2019
Publicado en NACIONAL

Migrantes en la ruta de Palenque

Jueves, 11 Julio 2019 16:10 Escrito por  Francisco Paredes
Migrantes en la ruta de Palenque Fotos: Cristopher Rogel Blanquet

El calor de la selva chiapaneca supera los 30 grados centígrados antes de llegar el mediodía, una de las labores más extenuantes para los migrantes desde la llegada de la Guardia Nacional ha sido cruzar a campo traviesa la densa naturaleza que cubre el terreno del sur del país.

Miles de migrantes han optado por esta ruta a través de la selva para evitar los retenes migratorios y a la guardia. Uno de estos puntos es la comunidad de Frontera Corozal, separada de su gemela guatemalteca El Porvenir por una estrecha franja del Usumacinta y en el límite sur de la Sierra Lacandona.

Desde este lugar son casi 200 kilómetros al municipio de Tenosique, otro de los puntos donde los migrantes acuden para descansar un par de días y abordar la bestia con mayor seguridad, por lo que llegan a caminar hasta tres días de forma continua en medio de la selva.

Son pocos migrantes los que llegan a atreverse a salir de la espesa selva para tomar el camino Palenque – La Trinitaria, el cual en automóvil se recorre en no más de seis horas, sin embargo, el camino a pie les toma al menos tres días y termina de destrozar sus piernas y pies antes de llegar a “La Bestia”, donde el viaje es un poco más cómodo y rápido, aunque igual de peligroso.

Un pequeño grupo de migrantes hondureños descansa brevemente a un costado del camino de la Trinitaria, con los pies llenos de ampollas y casi totalmente destrozados por el esfuerzo del viaje, intentan esconderse de los vehículos que pasan para evitar ser deportados o secuestrados por el crimen organizado.

A poco más de un kilómetro se encuentran los restos de un tren descarrilado hace casi una semana, el cual no ha dado servicio desde el accidente y donde, en primer momento, se habló de varias decenas de migrantes muertos, sin embargo, el tren iba casi vacío al momento del accidente.

Resguardado por solo dos personas, los restos de “La Bestia” yacen a un costado de las vías, en una de las escenas de olvido que se dan en el sur del país, aquí, no hubo rapiña, las personas se llevan solo no necesario, el resto de la mercancía continúa ahí.

La Bestia, como promesa no cumplida, sigue sin aparecer desde hace unos días para los viajeros de la ruta de Palenque, por lo que continuarán caminando hasta llegar a su siguiente destino.