Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en 1,2,3...

En La Marquesa, asesinato a sangre fría

Lunes, 07 Noviembre 2016 23:24 Escrito por  J. Antonio García Huicochea

100 mil elementos contra crimen, un fracaso
El voto del miedo

1.- Desesperada y hambrienta de un pequeño bocado de lo que interpreta como justicia, la sociedad mexiquense, acepta y ve un crimen como un acto heroico.
Un antihéroe, el Justiciero de la Marquesa, es el modelo a seguir.
Los hechos indican que cuatro hombres desarmados fueron asesinados a balazos, dice la hipótesis oficial que cuando intentaban asaltar un misterioso camión de pasajeros, cuyos datos son ocultados.
Los cuatro cadáveres aparecieron acomodados en la carretera México-Toluca, con tiro de gracia, ninguno cayó dentro del vehículo, 40 testigos que pactan silencio, complicidad y siguen su viaje tranquilos.
El Procurador habría violado la secrecía de una averiguación previa.
Jamás antes visto, filmó un vídeo, con lo que podría incurrir en apología del crimen.
Pero la gente adora al Justiciero, no importa si es real o imaginario…¡Así de mal estamos!
2.- El tamaño del fracaso del gobierno que encabeza Eruviel Ávila, se ilustra con las cifras oficiales.
Medida recurrente y sin resultados, fue mantener a las fueras armadas en la calle para brindar seguridad.
De esa forma, hoy habría 100 mil elementos entre policía estatal, federal, municipales, ministeriales, marinos y soldados en Edomex… ¡y no pueden!
Eruviel ya no tiene respuesta, la espantosa realidad es inocultable.
3.- En el Estado de México se vive con miedo.
Las actividades más comunes, ir a la escuela, trabajar, de compras o diversión, son riesgo de convertirse en víctimas de criminales cada vez más violentos y sanguinarios, resguardados en la impunidad.
Es ahí donde radica el brote de hartazgo expresado en linchamientos y golpizas a presuntos hampones.
Con la elección de gobernador a unos meses de distancia, se gesta un obstáculo formidable para gobierno y PRI: El voto del miedo.

Etiquetado como