Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en 1,2,3...

Rudo y Cursi

Domingo, 16 Octubre 2016 23:17 Escrito por  J. Antonio García Huicochea

La sucesión mexiquense sin Videgaray

1.- Las formas políticas y el trato personal los diferencian, casi tanto como los asemeja la profunda influencia que ambos tienen en Enrique Peña Nieto.
Previo a la abrupta salida de Luis Videgaray de la Secretaría de Hacienda, donde era en los hechos el vicepresidente del país, su grupo compacto había logrado solidificar un enclave poderoso en la entidad, lo que le confería una gran ventaja en la sucesión gubernamental.
Videgaray Caso es definido como un hombre firme en sus objetivos, astuto, con fama pública de temible, arrogante, frío, pero incluso, amable.
Luis Miranda es el reverso completo, pragmático, leal totalmente a Peña Nieto, intimidante, duro y un operador experto en temas comprometedores que muchas veces no deben trascender.
Ambos, ejes del plan presidencial para no perder el gobierno estatal.
2.- Por ende, es menos complicado entender las secuelas en la sucesión.
Miranda Nava recobró el protagonismo, al tiempo que Luis Videgaray vio palidecer completamente el suyo.
El equilibrio del poder ha cambiado.
Eruviel Ávila y José Manzur, alfiles ambos del exsecretario, no cuentan con su principal apoyo para resolver el crucigrama mexiquense.
La Dinastía Del Mazo y La Casa Montiel son beneficiarios del tal giro.
Alfredo, Carolina, Carlos, Alfonso y Ana Lilia, son el pelotón puntero.
Ernesto ya cumplió la encomienda: incrustó el tema de la candidatura.
3.- Eruviel llega a un punto en el cual su propia aspiración presidencial, será desplazada de la agenda publica, quizá pospuesta, hasta ganar o perder la elección de julio 2017.
Así van, pero esto no ha concluido.
El retorno de los brujos siempre es posible.
Faltan elementos decisivos: Alianza, candidatos opositores o independientes.

Etiquetado como