Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Publicado en OPINIÓN

Decisiones para la mayoría

Domingo, 12 Julio 2020 21:24 Escrito por  Pedro Chuayffet

Independientemente de las determinaciones tomadas por el Gobierno federal y los gobernadores estatales, la población requiere mucha más participación por parte de los ayuntamientos, al tratarse de los funcionarios que están más próximos a la gente. Durante esta coyuntura, ha hecho falta la implementación de medidas desde las alcaldías para combatir la pandemia y evitar una mayor profundización de la crisis económica, el desempleo y el cierre de negocios. Por desgracia para la población, parece que muchos alcaldes, en todas las entidades del país, se esconden tras el rol de los otros niveles de gobierno y únicamente aparecen en redes y medios cuando se trata de entregar apoyos que, aunque útiles, son insuficientes, pues está en sus manos, en su investidura, y es su responsabilidad, generar políticas que protejan activamente a los sectores vulnerables, impulsen a quienes perdieron su empleo y promuevan el rescate económico local. Deben permanecer cercanos a las mayorías, multiplicar las medidas sanitarias, transparentar toda la información necesaria para que la población se proteja, e identificar las colonias con mayores concentraciones de casos positivos. Alcaldes y ayuntamientos deben hacerse mucho más presentes en el combate a la pandemia y al desempleo; no pueden desamparar a la gente mientras simulan acciones con las cuales no protegen a nadie y únicamente benefician la figura que pretenden posicionar, a partir de la promoción de su entrega de paliativos.

La inercia de reunirse con las minorías para discutir planes de reapertura debe concluir; su prioridad debe ser el bienestar de las mayorías. Con empatía, deben decidirse a implementar acciones multidimensionales que protejan al ciudadano en todo lo referente a salubridad, economía y desarrollo social. Quienes conforman los ayuntamientos deben velar por las mayorías, por los más rezagados, por los más vulnerables. No es permisible, en este contexto, la toma de decisiones cupulares que únicamente arriesgan a los desprotegidos y marginados. Son muy importantes los apoyos asistenciales entregados cotidianamente por regidores y alcaldes, pero no basta. La población no los eligió para promocionar la entrega de paliativos; fueron electos para gobernar y hacer uso de las instituciones y el presupuesto público para proteger a la población y ejecutar políticas públicas sin simulación, empezando por hacer pruebas médicas al por mayor, localizar las zonas de más contagios, equipar centros de salud, democratizar la información suficiente y útil para la población, establecer sanciones para quienes falten a las medidas de salubridad, entregar apoyos económicos para evitar el cierre masivo de comercios, ampliar y profundizar las medidas de desarrollo social para los sectores vulnerables, entre otras acciones al alcance de todos los presidentes municipales.

Tienen mucho por hacer, y la gente necesita acciones coordinadas entre los tres niveles de gobierno. Es insostenible el vacío de quienes no ejercen el rol para el cual fueron electos y dedican su tiempo a la simulación. Con la llegada de esta crisis, también arribó la exigencia de autoridades municipales capaces de asumir su rol con firmeza, decidiendo en favor del bienestar de todos sin importar el desgaste político que esto conlleve. La tendencia a aparentar acciones de gobierno y promoverlas durante todo un trienio es indefendible en la dinámica social cotidiana, pero en esta circunstancia es muy grave, pues la falta de conciencia, de nociones y de responsabilidad entre algunos gobernantes locales, traerá consigo riesgos para la salud de los más endebles, la profundización de la crisis económica y la desprotección para la mayor parte de la ciudadanía.

Los miembros de los ayuntamientos deben responderle al pueblo que los eligió y detener las simulaciones para controlar la pandemia, el cierre de comercios y el incremento del desempleo. Estamos a tiempo de cuidar a la población y de que los alcaldes decidan, tomando en cuenta a la ciudadanía, y no sólo a determinados sectores minoritarios.

Etiquetado como