Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

El outsourcing, un perjuicio para los trabajadores

Jueves, 13 Agosto 2020 09:46 Escrito por  Enrique Martínez Zárate

La globalización ha generado una gran competencia entre las empresas. En México, a raíz del Tratado de Libre Comercio, que entró en vigor en 1994, se consideró aplicable la figura de la tercerización para los procesos industriales como la manufactura. Posteriormente, esta modalidad permeó en sectores como el financiero, tecnológico y logístico, durante la llamada revolución técnico-económica.

En nuestro país, la corrupción, como en todo lo demás, ha tenido una gran influencia en el ámbito laboral, permitiendo que el outsourcing se implementara de manera ilegal para favorecer a empresas y dependencias gubernamentales, y perjudicar a la gran mayoría de los trabajadores. El outsourcing, o subcontratación, comenzó a utilizarse como un modo de evadir responsabilidades y obligaciones hacia los trabajadores, inventando diversas formas para hacerlo.

Estas prácticas  subsisten actualmente, pese a que en el 2012 hubo una reforma laboral donde se incluyeron artículos para “regular” el outsourcing; sin embargo, esa regulación sólo sirvió para hacer legal lo ilegal, sin haber solucionado el problema. Por el contrario, continúa perjudicando los derechos laborales de los trabajadores.

Un ejemplo de las diversas formas en que los patrones, ya sean públicos o privados, evaden sus responsabilidades y obligaciones es contratando a un trabajador bajo el esquema de pago por honorarios por sus servicios profesionales, cuando la realidad es que el trabajador está subordinado al patrón. En otras ocasiones, a pesar de que determinadas áreas de trabajo son importantes para lograr los objetivos de una empresa, ya sea la fabricación de un producto o el ofrecimiento de un servicio, esta contrata personal externo a través de empresas enfocadas en la colocación o contratando a un subcontratista, quien aporta la mano de obra; al actuar de esa manera, el contratante genera un perjuicio al trabajador, ya que le impide obtener un mejor salario y, por lo tanto, con el paso de los años, el trabajador obtendrá una pensión precaria al llegar a la vejez. Al mismo tiempo, generan inestabilidad laboral en el trabajador, toda vez que en lugar de contratarlo de manera directa y permanente, lo hacen de forma temporal, simulando contratos de servicios profesionales o contratando al trabajador por medio de agencias de colocación, bajo la figura del outsourcing.

Así es como los patrones que utilizan esta modalidad de contratación (o simulan utilizarla) buscan disminuir los costos de producción o de servicios, generando un perjuicio a los trabajadores. Antes de la reforma laboral, lo hacían de manera ilegal; después de esta, lo hacen de modo legal basándose en los artículos agregados por la reforma mencionada, que son del 15 A al 15 D.

Por eso, ahora que la secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde ha mencionado que se debe realizar una reforma laboral sobre el outsourcing, hay que tomarle la palabra para que se establezcan sanciones fuertes en contra de los patrones que utilicen esta figura, y analizar a fondo cuándo deben proceder realmente este tipo de contrataciones, pues no se puede comercializar con la fuerza de trabajo (no se debe comercializar con el trabajador). Seguramente tendrá lugar un gran debate y nos sumaremos a él pensando en lo que resulte mejor para los trabajadores.

¿O usted qué piensa?

LIC. ENRIQUE MARTÍNEZ ZÁRATE
EGRESADO DE LA UNAM
ASESORÍA GRATUITA EN MATERIA LABORAL Y FAMILIAR POR MEDIO DE WHATSAPP: 5548674692
FACEBOOK: ENRIQUE MARTINEZ ZARATE

Etiquetado como