Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Publicado en OPINIÓN

Hoy en Bestiario

Martes, 09 Junio 2020 15:58 Escrito por 
  • Paralela a la crisis por COVID-19, el Estado de México está viviendo una severa contingencia de seguridad. La falta de ingresos regulares en muchos sectores de la población por la situación de paro que se registra en la economía comienza a reflejarse en los niveles de inseguridad, ya no solo se tienen registros de personas asesinadas por grupos criminales relacionados a delincuencia organizada, también comienzan a verse con más frecuencia la comisión de ilícitos con violencia extrema en asaltos y robos, lo que debe encender las alertas para las autoridades encargadas de este tema, que parecen sumidas en la inoperancia.

 

  • El COVID-19 no conoce de status sociales, jerarquías políticas o económicas, tampoco de actividades o filiaciones partidistas, los últimos casos entre las altas esferas políticas han sido Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero y Carolina Monroy, jefa del gabinete del estado de Oaxaca. También ha dejado varios decesos entre la clase política de todos los rincones del país. Esta enfermedad es transversal en todas las esferas del país.

 

  • Muy tibio se escuchó el pronunciamiento del grupo parlamentario de Morena para exigir garantías al debido proceso que se sigue por presunto robo con violencia contra la activista Kenia Hernández, coordinadora del colectivo Zapata Vive, pues duró menos de un minuto, no se proporcionaron ni antecedentes de su lucha y menos aún alguna crítica al trabajo de la Fiscalía. Pareciera un posicionamiento más obligado por la opinión pública que derivado del convencimiento de los legisladores. ¿Seguirá la luna de miel de los diputados con el fiscal?