Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Aniversario 3Pm
Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

La línea rota

Martes, 11 Febrero 2020 15:42 Escrito por  Francisco Paredes

“Nuestra sociedad es masculina, y hasta que no entre en ella la mujer, no será una sociedad humana”. Henrik Johan Ibsen

La dantesca escena del asesinato de Ingrid Escamilla es una tremenda sacudida a está sociedad. La gravísima violencia que se ejerce contra las mujeres en México y la indiferencia con que se tratan este tipo de casos ha llegado a extremos enfermos.

Desde el pasado lunes circularon en redes sociales fotografías del cuerpo de la joven mujer. Hubo incluso medios que aprovecharon para publicar sus horrendos encabezados sobre este caso.

No es para menos, por un lado todos los actores sociales rechazan y condenan este feminicidio, sin embargo, no se toman acciones reales y contundentes para erradicar la brutal violencia que viven las mujeres todos los días.

Repetido hasta el hartazgo este tema sobre los diferentes tipos de violencia que viven las mujeres, pero parece que la sociedad está sorda al no responder realmente ante estos escenarios que parecen extraídos de una película gore.

Este reportero pocas veces se impacta con escenas de sangre. La fotografía de esta mujer en redes sociales logró despertar un rencor y un desprecio por el hombre que cometió este crimen, pero también por la persona que filtró la imagen de la joven muerta, que ni después de ser asesinada tuvo a salvo sus derechos.

Debe ser prioritario que se salvaguarde la integridad de las mujeres en México, que escenas como las de este crimen no se vuelvan a repetir, pero sobre todo que no quede en la impunidad o con una pena mínima, ya que es indignante que se presenten estos hechos.

Pero no es solo el asesinato de Ingrid, es la violencia verbal que sufren las mujeres en las calles, la discriminación que sufren en los núcleos familiares, el acoso en los centros de trabajo; es hacer un entorno más seguro para ellas, porque estamos condenando a esta sociedad a la debacle moral y por ende a su aniquilación.

“Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer”. Domingo Sarmiento.

Más en esta categoría: « Carton Carton »

Artículos relacionados (por etiqueta)