Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

La Línea Rota

Martes, 07 Abril 2020 12:36 Escrito por  Francisco Paredes

El otro mal

El tema obligado por coyuntura es el COVID-19; la sana distancia, el encierro, el aislamiento y la parálisis económica que no ha hecho más que agudizar las desigualdades sociales que se viven en México. Sin embargo, quienes no descansan son los criminales.

En las últimas dos semanas, tiempo que lleva el país en cuarentena, se ha registrado un aparente repunte de hechos delictivos en diversas zonas del Estado de México. Durante el fin de semana, varios cuerpos desmembrados y embolsados fueron hallados en Chicoloapan, Tultitlán y Coacalco.

Diariamente aparecen muertos, ejecutados y feminicidios en territorio mexiquense; la delincuencia y el crimen no han dado tregua durante la cuarentena,; ni qué decir de los robos, asaltos y delitos menores que continúan presentándose.

Los intentos de saqueo han cesado después de la primera semana de contingencia, lo que comprueba que se trató de hechos artificiales con la intención de delinquir y desestabilizar; sin embargo, la extensión y el recrudecimiento de las medidas podría provocar la reactivación de este tipo de acciones.

En el sur mexiquense, del que fluye poca información, se da una guerra secreta a ojos vistas entre grupos criminales por el control de la región, y aunque es añeja esta disputa, tampoco ha podido ser detenida por las autoridades.

El mal mayor de México es la delincuencia y los grupos criminales que causan millones de pérdidas al año, tanto al comercio, la industria y a la misma ciudadanía.

Por otra parte, millones de mexiquenses se ven en la necesidad de continuar con sus actividades regulares para sobrevivir, debido a que más de la mitad de la población vive en condiciones de pobreza, lo que los convierte en presas recurrentes de la delincuencia, mucho más en tiempos de calles vacías, oscuras y enfermas.

Es improbable que, bajo las condiciones actuales, las autoridades encargadas de la seguridad en el Estado de México logren sofocar a la delincuencia común y al crimen organizado. Ya veremos las estadísticas en las próximas semanas.