Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Publicado en OPINIÓN

La Línea Rota

Martes, 09 Junio 2020 10:39 Escrito por  Francisco Paredes

En México la incredulidad mata

En México la incredulidad mata

La estrategia para enfrentar la pandemia de COVID-19 en México siempre estuvo diseñada para que los contagios fueran creciendo paulatinamente entre tres a cuatro meses hasta que comenzara un descenso para evitar la sobre saturación de los deficientes y precarios sistemas de Salud del país.

Las autoridades de todos los niveles se han enfrentado al reto más grande de los últimos tiempos: Lograr que más de 110 millones de mexicanos acaten las normas de sanidad y enfrenten sus prejuicios culturales sobre las acciones que emprenden los gobiernos.

Al inicio de la crisis sanitaria en redes sociales pululaban los comentarios como “Reto a mis contactos a que me digan si conocen algún enfermo o muerto por COVID” o “El COVID no existe es un invento del gobierno para quitarnos nuestros trabajos”, entre muchos otros que carecían de sentido ante la realidad de un mundo globalizado y de información inmediata.

Con el paso de los días el confinamiento fue afectando fuertemente el ingreso de las familias, pero ha ido revelando en todos los rincones del país la realidad y lo mortífero que es el SARS-CoV-2, afectando de manera directa las zonas más populares.

En el caso del Edomex, municipios como Ecatepec, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Tlalnepantla y Toluca se han visto más golpeados por los contagios. Pero también fueron los más renuentes a acatar las órdenes de quedarse en casa.

Esta enfermedad deja muchas lecciones médicas, la primera es que más allá de la demagogia ningún sistema de salud está preparado para el embate de una enfermedad de alto contagio y mortalidad, como en su momento lo decían todos los titulares de salud en el país.

La segunda lección, no menos importante, es que la incredulidad mata, la desinformación mata, las noticias falsas matan, y es urgente para los futuros gobierno, crear condiciones de credibilidad entre la población, pues más allá del famoso “chupacabras” en México no se cree en la palabra de los gobernantes.

El tramo que falta por sortear de esta crisis sanitaria es largo, las medidas preventivas se podrían extender julio o a agosto como fueron las primeras proyecciones, sin embargo, lo preocupante es que a nivel global, se estima una segunda y hasta tercera ola de contagios por COVID-19, pero más preocupante aún es la proyección de la OMS que advierte que este panorama puede repetirse en los siguientes 10 o 15 años con una enfermedad totalmente diferente.