Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

La otra crisis

Martes, 02 Marzo 2021 10:41 Escrito por  Francisco Paredes

El coronavirus ha saturado la vida social, política y económica del Estado de México y del país durante el último año, con ello han llegado problemas de inseguridad e inconformidad social, sin embargo, hay una crisis más añeja que se ha dejado de lado, el agua.

Desde hace varios años el problema del abastecimiento de agua en la entidad ha traído serias repercusiones. Primero en la zona Mazahua, de donde se abastece el Sistema Cutzamala que lleva el líquido hasta el valle de Toluca y la CDMX; en este lugar se han dado varios episodios violentos y de lucha social por mantener este recurso en las zonas rurales, las cuales carecen de los servicios básicos de suministro y drenaje, situación que poco a poco se ha ido solucionando con el paso de las administraciones.

Otra región que históricamente ha tenido problemáticas severas sobre el abastecimiento de agua es el oriente mexiquense, municipios como Tlalnepantla, Naucalpan, Ecatepec y Nezahualcóyotl, han tenido una gran dependencia de el agua proveniente del Sistema Cutzamala, lo que ha causado desde enfrentamientos, hasta bloqueos constantes ante la escasez del suministro.

Este año, especialmente complejo ante la pandemia por COVID-19, ha provocado que los temas históricos hayan quedado rezagados como es el caso del suministro hídrico, pero a su vez, parece presentar una agudeza nunca antes vista, pues las presas que alimentan al Sistema Cutzamala registran niveles a penas por encima del 50% de su capacidad, y por delante se encuentran los meses con mayores temperaturas.

Esta situación podría desembocar en una problemática social severa, ya que en años anteriores, el déficit de agua en las presas del Sistema Cutzamala se había alargado ante recortes intermitentes del suministro, lo que permitió a las autoridades encargadas administrar el recurso, sin embargo, este año es diferente, la crisis sanitaria por el coronavirus obliga a que el suministro se reduzca pero sea constante.

Estas reducciones se han realizado de forma periódica y paulatina, pero hasta el momento no han sido lo suficientemente amplias para evitar que este sistema se encuentre al borde del colapso en los próximos meses sino se toman medidas pertinentes o la temporada de lluvias se adelanta.

La problemática no es simple, y tiene que ver con la seguridad pública, ya que principalmente la zona Mazahua y el oriente mexiquense tienen un amplio historial de conflictos sociales relacionados con el agua y que este año están coligados al problema de la pandemia, la cual también ha dejado brotes de inconformidad y desinformación.

Más allá de una respuesta simple, esta problemática requiere un análisis a detalle e instrumentos que permitan hacer más eficiente el suministro y aprovechamiento del líquido, ya que está crisis se ha ido extendiendo en el tiempo y tarde o temprano terminará por explotar.

Etiquetado como