Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Aniversario 3Pm
Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

La santa voluntad del pulpo camionero

Viernes, 20 Noviembre 2020 14:48 Escrito por 

Ya salió el peine con el DUF

Fiestas y eventos no paran, pese a pandemia

 

  • ¡Ya salió el peine! El Gobierno del Estado de México se opone fehacientemente a la desaparición del DUF en giros de alto impacto, porque representan 90% de las inversiones en la entidad, y son tan fructíferas que incluso el secretario de Justicia, Rodrigo Espeleta, dejó entrever que está dispuesto a defender la “atribución” del Estado en los tribunales, a nivel Constitucional. En este tipo de empresas entran la construcción de vialidades, los permisos para instalar gasolineras y gaseras, industrias, helipuertos, aeródromos, grandes desarrollos inmobiliarios y todos aquellos que impliquen cambios en el uso de suelo. Si a nivel restaurantero hay señalamientos de corrupción, ¿de qué tamaño serán las mordidas en negocios que implican inversiones de cientos, hasta miles de millones de pesos?

 

  • El sector transportista omitió definitivamente las medidas sanitarias de prevención entre sus usuarios. Simuló su aplicación durante las primeras semanas y después las olvidó por completo. Como siempre, el “pulpo" camionero se salió con la suya y las autoridades estatales voltearon a otro lado para no ver las irregularidades en las que se encuentra el transporte público, a pesar de ser uno de los principales espacios para el contagio de COVID-19.

 

  • Cada fin de semana, las autoridades realizan un arduo trabajo en busca de evitar que se lleven a cabo eventos masivos y fiestas clandestinas que pongan en riesgo la salud de la población, ante un panorama complejo por el COVID-19. De acuerdo con personal de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos de Toluca, en un trabajo coordinado con la dirección de Gobernación, cada semana identifican hasta siete eventos públicos, más los que se les llegan a ir por falta de denuncia o publicidad “más cuidadosa”. Por eso, una vez más, el llamado a la población para ser responsables y no acudir a dichos eventos, pues sin demanda no habrá oferta. El primer paso para evitar riesgos está en las manos de la ciudadanía.