Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

domingo 15 de diciembre de 2019
Publicado en NIMIEDADES

Nimiedades y Barbaridades

Martes, 28 Mayo 2019 11:57 Escrito por  G&C

El sentido de pertenencia y patrimonialista

 

Para la sociedad es una BARBARIDAD que quienes ocupan cargos públicos de alto nivel, que manejan presupuesto y tienen personal bajo su responsabilidad, hagan uso de los recursos que disponen para su servicio y beneficio y no para el bien común como debe ser. Peor aún, lo sienten como patrimonio propio y no institucional.

Lo mismo sucede con quienes tienen bajo sus resguardos espacios institucionales, locales o bien bienes muebles como equipo de oficina o automóviles. Se les olvida que son bienes públicos para hacer su trabajo con eficiencia.
Lamentablemente lo gozan como patrimonio personal.

Para este tipo de servidores públicos son una NIMIEDAD las críticas que reciben por disponer de lo que no es suyo como si lo fuera. Estas actitudes constituyen un desvío de recursos, pues no solo hacen uso del equipo sino también del personal para atender asuntos familiares y personales. Los bienes son adquiridos con el erario y por lo tanto son para uso de la responsabilidad pública y no para beneficiarse de ellos.

Muchos incluso cuando dejan los cargos -principalmente los que llegan por la vía del voto- se llevan a sus casas mobiliario adquirido con dinero público. Es tanta su ansiedad por quedarse lo que es público, que a veces rayan en lo absurdo. BARBARIDAD.

Es urgente que los servidores públicos con ética no solo denuncien los abusos patrimonialistas de funcionarios con estas conductas, sino que instrumenten códigos de ética y dejen claro que tanto los responsables de dependencias de mandos altos y de mando medios van a servir y no a servirse del erario.

Para de esta manera acabar con el sentido patrimonialista que tienen muchos funcionarios públicos que creen ser los dueños temporales o definitivos de los muebles e inmuebles que están a su resguardo y para trabajar en la administración y no para beneficio personal y de sus familias.

Ya veremos cómo se conducen los nuevos funcionarios municipales en todo el Estado de México y también cómo lo hacen los que están en el gobierno federal y estatal. Urge ponerle fin a ese sentido de propiedad que no debe existir sobre los bienes públicos. Porque son eso, públicos, y no de unos cuántos ni para beneficio de pocos. Ya veremos.

Etiquetado como