Tres Pm

miércoles 18 de septiembre de 2019
Publicado en NIMIEDADES

Nimiedades y Barbaridades

Miércoles, 11 Septiembre 2019 16:53 Escrito por  Eduardo Garduño Campa

• Claroscuros en la Legislatura mexiquense

En su primer año de labores, la LX legislatura del Estado de México se destaca por ser la primera con mayoría de diputados de un partido distinto al PRI; partido que por muchos años ejerció el control absoluto del trabajo parlamentario y, por consiguiente, sirvió de brazo político operador del gobernador en turno.

De este modo, se ha tornado interesante e importante hacer una evaluación de cómo se ha dado la actuación de la Legismex a lo largo de los doce meses transcurridos,  pudiendo diferenciarse de anteriores legislaturas. Este análisis no me parece una NIMIEDAD.

Hasta este momento, el trabajo de los diputados revela una productividad cuantitativa por debajo del 50 por ciento, pues de las más de 506 iniciativas que se presentaron ante el pleno solo se han aprobado el 44 por ciento. El resto están aún en comisiones.

El grupo parlamentario de Morena, junto con sus aliados PES y PT, dirige ahora la agenda legislativa, lo que podría marcar la diferencia con respecto a otras legislaturas. Y si surgieran diferencias solo de forma y no de fondo, eso sería una BARBARIDAD.

¡Veamos!. Para su análisis y discusión, se aprobaron las iniciativas que llevaron el sello de Morena. También algunas del PAN y PRI que no pusieron en riesgo el control del partido dominante en la Cámara de Diputados local, y cuyas iniciativas fueron de contenido social y no político.

Ahora bien, en el fondo, la austeridad de la que se hizo alarde al arranque de los trabajos legislativos solo se quedo en la palabra, ya que los legisladores y legisladoras no perdieron sus privilegios, en cuanto a contar con presupuesto propio para el pago de asesores y oficinas de enlace.

Los integrantes de la LX Legislatura mantienen sueldos más que decorosos, tienen viáticos para gasolina y comidas y, además, gozan de prestaciones como el uso de un automóvil propiedad de la Legislatura para su uso personal. Incluso hay diputados que tienen hasta tres unidades automotoras a su servicio.

Si bien es cierto que el Programa de Apoyo a la Comunidad ya es parte del pasado, también es cierto que hay diputadas y diputados que tienen intereses políticos futuros, pues aspiran a ser alcaldes en los municipios donde están sus distritos electorales.

Entonces, realizan “actividades comunitarias ajenas al trabajo legislativo para tener contacto con los ciudadanos, y con ello hacerse presentes para que los ubiquen como futuros candidatos o candidatas a las alcaldías.

Es decir, no pierden su tiempo mientras están gozando de las mieles del presupuesto público y de lo que puedan obtener adicionalmente de recursos para aplicarlos a sus intereses políticos y no en beneficio de la comunidad. Hay muchos ejemplos de precampañas políticas disfrazadas de labores en favor de la comunidad. En ellas, claramente se observa a legisladoras y legisladores de todos los partidos haciendo su lucha para tener otra postulación en las intermedias.

Así que el cambio en la Legislatura solo ha sido de partido y no de fondo, como se prometió en un principio.No existe la austeridad de la que se habló y continúan las prácticas clientelares del pasado. ¡A ver qué se hace este segundo año! Ojalá cambie la forma y se convierta en fondo. Lo veremos en la evaluación correspondiente.

Etiquetado como
Más en esta categoría: « Nimiedades y barbaridades