Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en NIMIEDADES

Nimiedades y Barbaridades

Jueves, 26 Marzo 2020 13:31 Escrito por  G & C

El legado de Dante

“A mitad del camino de la vida, en una selva oscura me encontraba porque mi ruta había extraviado.

¡Cuán dura cosa es decir cuál era esta salvaje selva, áspera y fuerte que me vuelve el temor al pensamiento!

Es tan amarga casi cual la muerte; mas por tratar del bien que allí encontré, de otras cosas diré que me ocurrieron".

Así versan las primeras líneas de La divina comedia, de Dante Alighieri. Muy ad hoc con lo que hoy está viviendo el mundo ante la pandemia del coronavirus decretada por la OMS, que ha dejado a su paso saldos fatales en todo el globo terrestre.

Resulta lamentable que en países como el nuestro no se le dé la seriedad e importancia al tema; actitud condenable por parte del personal a cargo de la atención a la salud. Dante Alighieri fue muy puntual en sus exposiciones sobre el infierno, el purgatorio y el paraíso. Analiza con agudo sentido crítico su presente y -sin pretenderlo- crea un vasto mosaico de toda una época: el Medioevo.

Pero la obra de Dante hoy nos refiere a que vemos la emergencia por la pandemia de coronavirus y nos reímos de ella, sin ser para nada una NIMIEDAD.

Hacemos sátira y a la vez la politizamos. Y, por supuesto, entre risa, burla y política, también entran en juego el miedo y la paranoia. Una BARBARIDAD. Ante una situación tan compleja que la que se está dando, optamos por la consulta de informaciones superficiales en vez de ir al fondo del asunto y estar plenamente enterados del riesgo, de lo que podemos hacer para prevenir desde nuestro entorno y no esperar a que estalle la bomba para, después, culpar al gobierno de lo sucedido.

Ejemplo de buscar un beneficio político de este asunto es el senador por Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, quien, en su afán por buscar protagonismo -que lo ha distinguido durante el tiempo que lleva en el cargo- no ha hecho otra cosa que generar paranoia con sus declaraciones y pronunciamientos. Sin recabar información clara y real, se sube al podio para hablar por hablar; a fin de cuentas, su interés no es evitar la propagación del coronavirus en nuestro país, sino sacarle raja política y postularse para gobernador de Nuevo León.

Dante hizo estas reflexiones acerca de la vida y la muerte en el Medioevo. El infierno, el purgatorio y el paraíso. Y hoy están tan vivas y presentes cuando enfrentamos situaciones como esta: generar miedo, desconfianza e incertidumbre para obtener un beneficio político y no el bien común.

Qué pena dan esos vulgares, como los llamaba Confucio. Ojalá se haga a un lado la sátira y la politización, y actuemos en consecuencia con responsabilidad y respeto ante una posible crisis de salud en nuestro país, y no sólo culpemos y señalemos.