Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Publicado en NIMIEDADES

Nimiedades y Barbaridades

Jueves, 02 Abril 2020 22:33 Escrito por  G & C

A un lado los odios; ser responsables

La etapa de confinamiento, reclusión, guardarse, quedarse en casa, no salir o como le quieran llamar, para prevenir un contagio mayúsculo y de enormes proporciones del COVID-19 se debe tomar con la seriedad y responsabilidad que nos toca como ciudadanos.

Es tiempo de hacer a un lado las campañas de miedo y de polarización que se han manejado en torno de la pandemia, para desacreditar o culpar de algo que desconocemos. Los ciudadanos tenemos una responsabilidad de magnitudes similares a las de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Dejar claro que la suspensión de actividades en los centros educativos del país no son vacaciones, es una medida preventiva para estar en casa el mayor tiempo posible, y sólo salir por una situación que lo amerite.

Lamentablemente, la irresponsabilidad y la falta de consciencia ante la emergencia, nos lleva a tomar las cosas a la ligera y a asumir posturas críticas, de encono y reclamo porque estas medidas están afectando al sector productivo.

Y es cierto; la actividad económica está en riesgo, pues las personas piensan en su estabilidad emocional y patrimonial, y temen perderla. No es un tema de NIMIEDAD, y es aquí cuando se debe exigir una política pública para que, mientras transcurre la contingencia, se garantice la estabilidad laboral de las personas.

Pero el proceder adecuado no debe ser con críticas que desestimen la emergencia, ni inventando noticias falsas que incrementen el pánico entre la sociedad y desaten el caos con forma de compras desesperadas. Eso sería hacerle el caldo gordo a un gobierno imperial.

Se está deteniendo, en lo esencial, el riesgo sanitario, y la salud de las personas está por encima de cualquier interés político o económico, pues si no hay salud, no hay trabajo que genere renta. Si no hay salud, no se puede avanzar en otros temas, como el deporte, la ciencia, la física o la tecnología.

Por lo tanto, tomar a la ligera una situación que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado como pandemia y no asumir las medidas preventivas, es una irresponsabilidad que, de seguir en ese tono, podría desencadenar una profunda crisis sanitaria que tardaríamos muchísimo más tiempo en superar. En cambio, si se toman las medidas de prevención y evitamos caer pánico y desorden, el panorama se aclara.

Actuemos con responsabilidad. Dejemos la ligereza y asumamos el compromiso que tenemos como ciudadanos; exijamos al gobierno que cumpla con lo que le corresponde: garantizar la atención médica de quienes la requieran.

Eso es lo que necesitamos todos en estos momentos, hacer a un lado el miedo generado por la desinformación, y asumir la responsabilidad ciudadana ante esta emergencia. Y no una BARBARIDAD.

Ya veremos.

Etiquetado como