Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

¿Por qué y para qué la democratizacción de los sindicatos? Artículo 371 de la ley federal del trabajo

Jueves, 25 Febrero 2021 13:37 Escrito por  Enrique Martínez Zárate

Los sindicatos de los trabajadores, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo tienen el objetivo de mejorar y defender sus intereses, sin embargo, durante décadas, desde los años 40´s del siglo pasado hasta finales de los 90´s (durante la época priista), la gran mayoría de dichos sindicatos estuvieron sometidos al gobierno mediante un arreglo con los dirigentes sindicales, conociéndose a estos como sindicatos corporativos, controlados a través de confederaciones como la CTM, la CROC y la CROM, entre otros.
 
Los sindicatos corporativos aún existen en estos tiempos, siguen siendo aquellos donde sus dirigencias se plegan a los designios del gobierno en turno, con la finalidad de tener el respaldo de este y mantener el control sindical, las dirigencias en este tipo de sindicatos con el apoyo del gobierno obtuvo hasta finales de los 80´s del siglo XX prestaciones a favor de sus agremiados, pero con la llegada del neoliberalismo muchas de las prestaciones obtenidas, sino es que todas, se fueron perdiendo, los contratos colectivos fueron mutilados y el poder adquisitivo de los trabajadores se fue perdiendo; lo que si es que la relación entre las dirigencias de este tipo de sindicatos y el gobierno se sigue manteniendo para tener el control sobre los trabajadores e impedir con ello la democracia dentro de las organizaciones sindicales, lo que ha permitido a las dirigencias eternizarse en el poder, ejerciéndolo, en la gran mayoría de los casos, con mucha prepotencia, decidiendo sobre los asuntos importantes sin permitir la participación de los agremiados, los trabajadores que se atreven a mostrar su desacuerdo son reprimidos, ya no se dijera si se busca democratizar la vida sindical, pues el riesgo es ser despedidos, antes se les aplicaba a los inconformes la famosa cláusula de exclusión; en concreto la dirigencia de los sindicatos corporativos apoyan al gobierno en turno, ponen a disposición de este al sindicato y el gobierno respalda a las dirigencias para que sigan manteniendo el poder, así durante muchas décadas se ha tenido un férreo control sobre los trabajadores impidiendo la democratización sindical.
 
En el gobierno de Salinas de Gortari (1988-1994) empiezan a tomar relevancia los sindicatos de protección, lo más nefasto en el ámbito laboral, mención aparte los sindicatos blancos; los sindicatos de protección surgen, la gran mayoría, sin que sus agremiados supieran que existen, sí, así de grave el asunto desde el gobierno, a través de la autoridad laboral competente, se otorgaba un registro sindical a personas afines a las políticas neoliberales del gobierno, para que de esta manera negociaran con las empresas a espaldas de los trabajadores los famosos contratos colectivos de protección ¿Cuáles son estos? Estos contratos colectivos si bien le va a los trabajadores contienen los derechos mínimos que establece la Ley Federal del Trabajo, pero en muchos de ellos también se establecen condiciones contrarias a lo que indica la Ley; es así que cuando los trabajadores cansados de tanto abuso y violación a sus derechos humanos por parte de la empresa, buscan organizarse y defender sus derechos por medio de un sindicato, se enfrentan con el hecho de que un sindicato que desconocen ya tiene firmado un contrato colectivo de protección con la empresa, haciendo casi imposible que los trabajadores puedan defenderse. Cabe destacar que muchos sindicatos corporativos, al amparo de los gobiernos  se han convertido en sindicatos de protección, sindicatos que pertenecen a la CTM y CROC actúan como tal.
 
De  los sindicatos blancos sólo mencionaré que en el colmo de la ilegalidad, estos han sido creados por los patrones y son ellos quienes tienen directamente el control, no es como el sindicato de protección donde el dirigente sindical tiene una relación de complicidad  con el patrón o con varios patrones.
 
A pesar de todas esas décadas de represión en contra de los trabajadores, la semilla de libertad la han ido sembrando con su ejemplo muchos trabajadores, tanto aquellos conocidos públicamente por sus luchas, como los anónimos, esa lucha de décadas que han llevado varios trabajadores ha dado como consecuencia el nacimiento de sindicatos que realmente representan los intereses de sus agremiados; las luchas de estos trabajadores a impedido que el golpe del neoliberalismo haya sido aún peor de lo que fue; las luchas de estos trabajadores  generaron que el gobierno actual pusiera dentro de su agenda política la democratización sindical.
 
El 1° de mayo de 2019 entró en vigor la reforma laboral que busca democratizar a los sindicatos, y digo busca, porque con esta reforma se da un gran paso para que los trabajadores tengan una mayor participación en las decisiones de gran relevancia dentro de su organización sindical, como es el hecho de aceptar o no determinado contrato colectivo, aceptar o no las condiciones en que su dirigencia negocio el contrato colectivo, y lo más importante a través del artículo 371 de la Ley Federal del Trabajo se están dando las condiciones para que los trabajadores en sus sindicatos decidan de forma democrática la directiva que quieren que los represente y una reelección que no permita que se eternice un directiva sindical en el poder, y no sólo eso si estás reglas no son respetadas  la Ley da los mecanismos para que se subsanen las irregularidades para favorecer la democracia sindical.
 
Depende de los trabajadores hacer realidad lo que está plasmado en la Ley, no es fácil, pero con la información, con la decisión de que se puede hacer mucho a favor de la clase trabajadora se puede ir avanzando aún más en la defensa de los derechos humanos laborales y en la búsqueda de mejores prestaciones para los trabajadores, que por eso y para eso se está dando un buen paso en la democratización sindical.
 
Cabe decir que con la reforma de 2019, se le está dando un fuerte golpe a los sindicatos de protección, pues estos ya no podrán negociar en lo oscurito el contrato colectivo de trabajo tendrán que pedir la opinión de los trabajadores, así que hoy a pesar de las resistencias que subsisten depende de los trabajadores el que se eche andar la democratización dentro de su sindicato.
 
En el ámbito laboral la única forma de organizarse en defensa de los derechos es por medio de los sindicatos y el sindicato no es la dirigencia sindical, sino que el sindicato nace de todos los trabajadores que buscan organizarse para mejorar y defender sus intereses, de esto se debe de partir.
 
¿O usted qué piensa?
 
LICENCIADO ENRIQUE MARTÍNEZ ZÁRATE.
EGRESADO DE LA UNAM.
COLABORADOR JURÍDICO EN EL CENTRO DE INVESTIGACION LABORAL Y ASESORÍA SINDICAL, A.C.
ASESORÍA GRATUITA  EN MATERIA LABORAL Y FAMILIAR, POR MEDIO DE:
WHATSAPP: 5548674692
FACEBOOK: ENRIQUE MARTINEZ ZARATE

Etiquetado como