Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Publicado en OPINIÓN

Porque ser solidario en estos tiempos importa

Jueves, 09 Abril 2020 14:02 Escrito por  Enrique Martínez Zarate

"La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo”
Eduardo Galeano

En las últimas décadas, el individualismo de las personas se ha visto acentuado y mucho tiene que ver la política económica llamada neoliberal que se vive desde hace varios años en nuestro país, ya que ha ocasionado que el ciudadano primero piense en él y después en él.

Menciono algunos ejemplos de cómo han actuado los gobiernos para aplicar la política económica neoliberal en nuestro país: una pensión, que era universal, la volvieron individual en 1997, por lo que las pensiones de los trabajadores serán, en un futuro cercano, aún más precarias; el ingreso a las escuelas públicas lo hicieron cada vez más difícil, al no crearse suficientes espacios, provocando competencia entre los estudiantes, haciéndoles creer que unos son aptos y otros no.

El país se fue rezagando en empleos, provocando que los trabajadores compitan entre sí para obtener algún lugar dentro de las empresas, sin importar si la competencia es desleal.

Estos sencillos ejemplos nos permiten observar cómo a través de la aplicación de la economía neoliberal, se fue generando con mayor énfasis un pensamiento individualista entre las personas, olvidándose de ser solidarias.

El individualismo que se observa de manera clara en el trabajo, el estudio o la seguridad social, permea con fuerza en todos los ámbitos de la sociedad, llegando hasta la colonia o el barrio a los que pertenecemos, desarticulando las relaciones y los intereses comunes, porque a lo largo de varias décadas se nos ha infundido la idea de que lo único que importa es lo nuestro.

Décadas atrás, todavía a principios de los noventa, se veía cómo en la comunidad donde convivíamos, la gente se organizaba hasta para hacer posadas, pero también se para tratar de que en la comunidad todo marchara bien; se hacían cooperaciones económicas para cubrir lo simple y situaciones complejas para la colonia o el barrio. Uno se puede preguntar ¿qué pasó?, ¿dónde quedó esa forma de organizarnos, de ser solidarios unos con otros?

Si miramos en retrospectiva, descubrimos que todo empezó a cambiar a raíz de que la economía fue empeorando, es decir, cuando el salario de los trabajadores se fue haciendo cada vez más pequeño frente al encarecimiento de los precios de los productos necesarios para el hogar. Esa mala economía empezó a distanciarnos, de manera que, conforme el precio de vida se ha ido incrementando, ha menguado la cooperación entre vecinos, en la colonia, en el barrio. La vida dio un giro hacia y por la supervivencia, olvidándonos de si el otro también lo logra; el individualismo ha causado que pocos empleos sean bien remunerados, por lo tanto, también muy peleados. Esto impide que el individuo piense en el otro.

En estos tiempos, cuando la pandemia nos intimida por su capacidad de contagio y letalidad, amenazando con crear un caos en el sistema de salud, provocando muertes y afectando la económica maltrecha de nuestro país, es necesario recuperar hoy esa solidaridad, y aún con más fuerza que antes, cuando se han presentado fenómenos naturales (como sismos y huracanes). Hoy, ante esta pandemia, tenemos que cuidar nuestra salud para, así, cuidar la de los demás; sobre todo para proteger a los adultos mayores, mujeres embarazadas y a las personas con enfermedades crónico-degenerativas. Cuidándonos ayudaremos a que haya menos defunciones; cuidándonos seremos solidarios con los grupos vulnerables a este virus; pero también intentemos ser solidarios en lo económico con los que hoy no pueden trabajar o cuyos patrones no les pagan un salario.

Tratemos también de ser solidarios con los trabajadores informales, haciendo el gasto con ellos, como mínimo, porque sus ingresos dependen sólo de lo que trabajen, y en estos tiempos sus ventas han caído al máximo.

La importancia de ser solidarios radica en que todos nos fortalecemos y, por tanto, fortalecemos a la sociedad, es decir, si desde la colonia, el barrio y la ciudad nos apoyamos, impediremos un golpe fuerte en contra de nuestros vecinos, impidiendo así un impacto aún más fuerte a su forma de vida. Si ponemos un grano de arena, podremos evitar que alguien caiga en una pobreza mayor que lo orille a delinquir; por eso, la importancia de ser solidarios hoy, más que nunca, radica en evitar defunciones y no generar una mayor delincuencia.

LIC ENRIQUE MARTÍNEZ ZÁRATE
EGRESADO DE LA UNAM
ASESORÍA GRATUITA EN MATERIA LABORAL Y FAMILIAR POR MEDIO DE WHATSAPP: 5548674692
FACEBOOK: ENRIQUE MARTINEZ ZARATE

Etiquetado como