Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

Simulación y cifra negra

Martes, 05 Enero 2021 09:45 Escrito por  Francisco Paredes

Más allá de los discursos oficiales siempre la realidad se convierte en algo diferente, incluso en una materia que supera lo expuesto por las estadísticas, que en muchos de los casos terminan por ser manipuladas a conveniencia por las instituciones, lo que deja un mal sabor de boca a los ciudadanos.

En ese sentido uno de los principales problemas en el Estado de México es la falta de denuncia de delitos qué, hasta cierto punto, se han vuelto cotidianos. Increíblemente la llamada “cifra negra” (delitos que no son denunciados) supera por mucho el discurso oficial.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, el territorio mexiquense es una de las entidades con mayor porcentaje de delitos no denunciados. Estos datos señalan que el 95 por ciento de los ilícitos quedan sin ser informados a las autoridades estatales o federales.

La mayoría se concentran en delitos como el robo, la extorsión e incluso la violación, que son ilícitos que por su complejidad quedan en la impunidad, y no se denuncian por parte de sus víctimas.

El discurso oficial tiende a olvidar este tipo de indicadores, por el contrario llega a jugar con la estadística para hacerla parecer menos grave, sin embargo, la realidad en las calles mexiquenses suele ser distinta.

La realidad en Seguridad Pública en el territorio mexiquense es que no se ha generado una estrategia que permita reducir el número de delitos que mes tras mes y año con año continúan en aumento.

Esta problemática está más determinada por la “simulación” en las altas esferas del poder público, que en una incapacidad real de las instituciones para hacer frente a la criminalidad, ya que al menos desde hace una década se han establecido programas para el fortalecimiento presupuestal para las corporaciones policiales, pero estos recursos rara vez terminan impactando en la operación real de los policías para generar mejores condiciones que les permitan enfrentar a la delincuencia.