Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

Situación económica

Domingo, 06 Septiembre 2020 23:01 Escrito por  Pedro Chuayffet

Tanto en nuestro país, como en el mundo, nos enfrentamos con una crisis económica de dimensiones históricas, la más profunda desde la Gran Depresión; la cual demanda esfuerzos importantes para vencerla y comenzar una pronta recuperación.

La pandemia del nuevo coronavirus paralizó el consumo, desató el desempleo y generó enormes pérdidas para diversos sectores, afectando a toda la sociedad, pero principalmente a los más vulnerables. México, desde hace décadas, debió combatir la desigualdad y generar oportunidades equitativas para todos los ciudadanos. Después de este duro golpe, nuestro país, que tenía una enorme deuda con sus más de 50 millones de pobres, ahora la contraerá con los 70 millones que se quedarán rezagados a raíz de esta crisis.

Nuestra economía estaba estancada desde los últimos meses del 2018; permaneció así durante 2019 para caer, este año, en más de 15%. El Gobierno argumenta que ha comenzado un proceso de recuperación económica y algunos funcionarios se muestran optimistas sobre un rebote para los próximos meses y el 2021. Sin embargo, las previsiones hechas por otros expertos sobre las circunstancias nacionales e internacionales no son tan positivas. En efecto, consideran un crecimiento, pero no tan agudo como para otros países latinoamericanos, y, ciertamente, insuficiente para las grandes demandas sociales de México, ya existentes antes de la crisis, pero agudizadas tras el golpe y las consecuencias de la pandemia.

Para presupuestar un crecimiento económico y en qué medida será suficiente después de la depresión, es pertinente considerar el contexto desde el inicio de esta gestión. La administración actual había batallado para generar las certezas suficientes para atraer inversores tras haber tomado algunas decisiones polémicas, entre las que destaca la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). Por lo tanto, se infiere que uno de los principales retos de cara a una recuperación suficiente será buscar generar mecanismos garantes de certidumbre, en beneficio de las decenas de millones de afectados y necesitados de un Estado capaz de edificar las condiciones para más empleo y un desarrollo suficiente.

Resulta evidente que la pandemia desató una crisis mundial de la cual ninguna nación estuvo exenta. Pero también es indiscutible que México ya estaba paralizado y tenía demasiadas dificultades para gestar circunstancias de certeza que detonaran un crecimiento económico sostenido. A la difícil situación nacional se sumó un duro golpe que deprimió nuestra economía y multiplicó el número de personas en pobreza. El reto para 2021 será el mismo del 2019, pero en situaciones más complejas: construir las condiciones para que haya confianza en nuestro país y lograr una recuperación a partir de la inversión y el empleo. Por el bien de todos, esperemos que se consiga.

Etiquetado como