Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en OPINIÓN

Violencia desbordada

Lunes, 31 Agosto 2020 23:12 Escrito por 

Agosto fue uno de los meses más violentos en el Valle de Toluca. Desde la reapertura por el cambio de semáforo epidemiológico comenzó a registrarse un aumento en la delincuencia, casi como se preveía luego de tres meses de cierre económico.

Sin embargo, los delitos de alto impacto han crecido, especialmente los asesinatos de personas que son dejadas sobre la vía pública con huellas de violencia; escenario común cuando existe una lucha entre células delictivas que buscan controlar una zona o región.

Durante agosto se contabilizaron alrededor de 30 asesinatos de este tipo en municipios como Toluca, Zinacantepec, Almoloya de Juárez, entre otros. En estos casos, se aprecia un claro vacío de autoridad para mantener la seguridad pública.

En casos concretos como el de Toluca se han modificado las estrategias y se busca reforzar zonas de alta incidencia, pero la policía municipal se ve incapacitada para atacar un problema regional de modo unilateral, ya que esta corporación también enfrenta otras complejidades al interior de su propia estructura.

Policías municipales como las de Zinacantepec y Almoloya de Juárez carecen de la capacidad para enfrentar un problema tan severo; no cuentan con recursos, capacitación y personal para operar una estrategia completa y combatir los delitos de alto impacto.

Esta situación demuestra que la estrategia debe de ser conjunta y coordinada, sin embargo, a partir de la actual administración estatal, la Secretaría de Seguridad ha demostrado una debilidad que se ha ido intensificando con el paso del tiempo.

Por su parte la Fiscalía mexiquense, sobresaturada y con un personal mucho menor, enfoca sus esfuerzos en casos que tienen una relevancia política, social o mediática, mientras que el resto del tiempo tratan de atender los casos ciudadanos.

Históricamente, la región del Valle de Toluca ha sido mucho menos problemática que otras, como el oriente o Valle México, pero de continuar esta tendencia, se corre el riesgo de que la ola de violencia incida aún más en esta región mexiquense.

Etiquetado como