Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

jueves 04 de junio de 2020
Publicado en CULTURA

Joven de 15 años enfrenta depresión y trastornos por medio del arte

Domingo, 31 Marzo 2019 14:36 Escrito por 
Joven de 15 años enfrenta depresión y trastornos por medio del arte Esta tercera exposición se llama “Discordante”

Dulce Sarai, de tan solo 15 años, es un joven y prometedor talento de la pintura, se inició en este arte a los 10 y ahora inaugura su tercera exposición.

Ella, como muchos otros artistas, comenzó esta disciplina llevada por el dolor y buscando una forma de expresión, pues no sabía la forma de manifestar sus sentimientos. A los diez años de edad fue diagnosticada con escoliosis idiopática, enfermedad que hizo que su columna rotara 92°.

Para Dulce fueron tiempos muy difíciles que la hicieron desplazarse de Toluca a la Ciudad de México en busca de tratamiento, durante la primera cirugía estuvo a punto de morir, al no ser buena expresando la desesperanza y el sufrimiento que atravesaba se volcó al arte como un escaparate.


“Creí que la vida no tenía sentido, entonces comencé a pintar, porque la pintura es expresión, es algo que te conlleva muchas cosas, ser tú… es una forma hermosa de expresarte”.

Esta tercera exposición se llama “Discordante”, la joven artista le otorgó este título en honor a todos aquellos que padecen algún trastorno psicológico, ya que considera que a pesar de que vemos a alguien bien o sonriendo, hay miles de voces en la mente que dicen todo lo contrario.

Con esta muestra busca demostrar al público que es normal padecer ansiedad o depresión, que este tipo de trastornos son más normales de lo que se piensa, y que quienes lo tienen no están locos, solo necesitan a alguien que los escuche.

En el arte encontró apoyo, una forma de saber que no está sola.


Sarai no tuvo ningún tipo de formación, sin embargo a su corta edad y cursando la preparatoria sabe que le gustaría estudiar algo relacionado con este ámbito.

Puedes apreciar la obra en el Café Mandrágora ubicado en el corazón de Toluca en avenida Independencia 101.

Fragmento de “Tic Toc”, poema de Consuelo Nieto Ortega

Obsesivo.

Compulsivo.

Cada cuándo, de vez en vez, de vez en cuándo, cuando te tapas los ojos y aun así me ves. Cuentas con ahínco mis lunares y yo limpio con alcohol tu tanto estridor. Los mililitros exactos, cada que me ves.

Y si no vuelve.

¿Sí me ves?

Obsesivo.

Compulsivo.

Replanteo el orden cósmico y abstracto de la habitación que me guarda cuando dejo de ser el juguete, en los colores de mi poca claridad, en el alfabeto que sesea y me habla hacia atrás, en tamaños de mi amorfa inhumanidad, y camino, camino más, en círculos exactos que me revientan la pi en la cara.

Angélica Ordóñez

Etiquetado como