Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en EDOMÉX

Ciénegas de Lerma: Un luga lleno de vida

Domingo, 02 Febrero 2020 13:23 Escrito por  Mauricio Ramos

Hoy domingo 2 de febrero es conocido en México como el Día de la Candelaria; una tradición que cada año reúne a las familias mexicanas. Sin embargo, no todo son tamales este día, pues también existe una conmemoración muy poco conocida pero de suma importancia.

Estamos hablando de lo que se conoce como el Día Mundial de los Humedales; una celebración que busca crear conciencia en todo el mundial sobre la vital importancia para la humanidad y el planeta.

Por si no lo sabías, los humedales son zonas de transición en donde el agua se conecta con la tierra, las cuáles casi siempre permanecen inundadas. Estas son vitales para la supervivencia humana, ya que representan uno de los ecosistemas más productivos en cuanto a diversidad biológica.

En el Estado de México se encuentran las llamadas Ciénegas de Lerma; los humedales más extensos en el centro del país. Esta área está compuesta por tres cuerpos de agua, los cuáles se encuentran separados entre sí, no obstante esto no es factor para que no sean parte del cause del gran Río Lerma.

Como mencionamos antes, estás áreas cuentan con una gran diversidad de flora y fauna. En este lugar, podremos encontrar especies tanto terrestres como acuáticas, incluyendo animales propios del lugar así como en peligro de extinción.

Las especies endémicas de las Ciénegas de Lerma son: el ajolote de Lerma y cuatro especies de peces como el Chirostoma humboldtianum y el Pez Tiro.

Por otro lado, este ecosistema tambíen sirve como un refugio invernal para miles de aves migratorias de sitios como Canadá, Estados Unidos y el norte del país. A la par, en este lugar habitan patos, cercetas, rálidos y aves playeras.

Desafortunadamente, no todo es de color verde en este lugar. De acuerdo con diferentes investigaciones, esta zona llegó a ocupar una extensión de poco más de 30 mil hectáreas, sin embargo, hoy en día, solo queda el 10 %. ¿La razón? el agua que abastecía al Río Lerma y a algunos manantiales fue desviada hacía la Ciudad de México, provocando una gran disminución de este líquido vital.

La buena noticia es que aún no todo está perdido, todavía queda en nuestras manos conservar y cuidar este importante humedal del centro de México. Por fortuna, este sitio ha conseguido un decreto de Área Natural Protegida; esto, sumado a los proyectos de conservación de pueblos cercanos, hacen que las Ciénegas de Lerma obtengan un segundo respiro.