Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

sábado 25 de enero de 2020
Publicado en EDOMÉX

Un año y dos meses sin Karen, su familia no pierde esperanzas

Domingo, 05 Enero 2020 17:46 Escrito por  Fernanda García

Hace un año y dos meses, Karen Estefanía Domínguez Fragoso salió a trabajar, llegó a Cuajimalpa (en la Ciudad de México) y cumplió su horario laboral, pero nunca regresó a casa, por lo que se convirtió en un número más en las estadísticas de mujeres mexiquenses desaparecidas.

Para María del Rocío, madre de Karen, desde el 27 de octubre del 2018, la vida perdió todo color, pues busca desesperadamente a su hija, lo mismo en la zona donde trabajaba que en su natal Huixquilucan, en la zona de La Marquesa, a donde su corazón le diga que puede encontrar una pista.

La tortura, dice, es mayor cuando no se sabe qué pasó, cuando las pistas se convierten en callejones sin salida, las comidas familiares son el recordatorio de que alguien falta, y en cada lágrima se va un poco de su alma.

“No tengo ninguna respuesta sobre el paradero de mi hija, ella trabajaba en Santa Fe, en La Tinaja, en un almacén de aluminio; me dijeron que nada raro pasó, pedí las grabaciones de las cámaras pero me pedían una orden judicial y nunca me la dieron, no he logrado mucho sin el apoyo de las autoridades, estoy desesperada porque nadie me dice nada, la busco en la CDMX y en el Estado de México”.
Cuando desapareció Karen, tenía 23 años, hoy tiene 24, y los cumpleaños, teme su familia, se seguirán celebrando sin poder abrazarla.

“Ella me decía que tenía un novio que se llama Brayan pero no ubico quién sea, ya buscamos en sus redes sociales, pero no tenemos ninguna noticia, ninguna respuesta. Hace un año dos meses de esto, todo mundo me pregunta qué pasó y yo no sé nada. Cuando pasa el tiempo las pruebas y las pistas se van diluyendo, es un martirio para mí”.

Lamentó que los señalamientos más recurrentes es que se fue con el novio, pero María del Rocío sabe que no es así, pues Karen, quien practicaba box y era el alma de la fiesta, era muy apegada a ella y nunca se iría sin avisar.

“Ella era como casi todas las muchachas que desaparecen, de los casos que he oído, alegre, son la alegría de las fiestas, nunca se quedaba atrás, ella siempre daba, siempre ayudaba, realmente era muy participativa y ahora el silencio me está matando”.

La denuncia por la desaparición de Karen la presentó en la Ciudad de México, donde la joven fue vista por última vez, sin embargo, al tener domicilio en Huixquilucan, la Fiscalía de Justicia del Estado de México emitió un boletín de urgencia para localizar a la joven.

Tanto María del Rocío como su esposo y su otro hijo, continuarán con la búsqueda de Karen, y esperan que pronto sepan qué le pasó, mientras, continuarán visitando hospitales y Semefos para dar con la que fue la luz de la casa.

Etiquetado como