Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en EDOMÉX

Va Onésimo Cepeda por una diputación en Edomex

Lunes, 05 Abril 2021 17:25 Escrito por  Veneranda Mendoza

El Partido Fuerza Por México formalizó el registro del obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda, como aspirante a candidato a diputado local por el distrito 21 con cabecera en ese municipio.

En conferencia de prensa, el precandidato fue arropado por los dirigentes del partido. Allí, Gerardo Islas, presidente nacional, aseguró que Cepeda Silva cumple con los requisitos para convertirse en abanderado, pues “ya no es ministro de culto en activo, por lo tanto, tiene derecho a votar y ser votado”.

El religioso fungió como obispo de 1995 hasta el 7 de mayo de 2012, cuando el papa Benedicto XVI aceptó su renuncia por jubilación, al cumplir 75 años de edad.

El artículo 55 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos determina que para ser diputado es necesario “no ser ministro de algún culto religioso”, mientras el 130, inciso “d”, dispone que “los ministros de culto no podrán desempeñar cargos públicos” ni podrán ser votados, salvo que se separen formal, material y definitivamente de sus ministerios al menos 5 años antes, término que se replica en el artículo 40 de la Constitución local.

Durante la presentación de la postulación (que aún debe ser registrada ante el Instituto Electoral del Estado de México y avalada por las autoridades comiciales), Onésimo Cepeda indicó que su equipo en derecho canónico revisará que no exista inconveniente para convertirse en candidato, y bromeó que, de ser así, se registrará por una diputación plurinominal “porque yo no voy a andar haciendo campaña”. Si bien, a sus 83 años, se dijo en perfecto estado de salud para aspirar.

También indicó que, tras enterarse de su aspiración, recibió una llamada del papa, “me habló por teléfono para preguntarme, le dije que necesitaba que lo estudiaran para que me dijeran si se puede o no se puede; si no se puede, no me registraré”. Sin embargo, afirmó que esta consulta de ninguna manera significa que deba pedir permiso a alguien.

Lo anterior, en virtud de que el canon 285, párrafo tercero, del Código de Derecho Canónico, establece que “Les está prohibido a los clérigos aceptar aquellos cargos públicos, que llevan consigo una participación en el ejercicio de la potestad civil”, mientras el 287, párrafo segundo, dispone que “No han de participar activamente en los partidos políticos ni en la dirección de asociaciones sindicales, a no ser que según el juicio de la autoridad eclesiástica competente, lo exijan la defensa de los derechos de la Iglesia o la promoción del bien común”.

Además, el 290 prevé que “una vez recibida válidamente, la ordenación sagrada nunca se anula”, mientras un clérigo pierde el estado clerical por sentencia judicial o decreto administrativo en los que se declare la invalidez de la sagrada ordenación; por la pena de dimisión legítimamente impuesta; o por rescripto de la Sede Apostólica a los diáconos, cuando existen causas graves, o a los presbíteros, por causas gravísimas. Ante este panorama, el aspirante precisó: “estamos revisando si es efectivo después de 10 años de no ejercer”.

También afirmó que su relación con el ex presidente Enrique Peña terminó; reconoció que fueron amigos y le ayudó a llegar a la Presidencia, pero “no me volvió a ver”; sin embargo, dijo que no le guarda rencor, porque “el que guarda rencor se echa a perder”.

Rechazó opinar sobre el presidente Andrés Manuel López Obrador, porque “no me da la gana”; sugirió que no es su amigo, indicó que desde su arribo a la Presidencia sólo platicaron una ocasión, pero no se acuerda de qué hablaron; a su decir, el mandatario no se ve tan cercano a Dios. Minutos después, Islas Maldonado reiteró que Fuerza por México va “con el presidente López Obrador”, pero el ex obispo aclaró que la pregunta iba dirigida a él.

Por el contrario, Cepeda Silva aseguró que Eruviel Ávila dejó Ecatepec “a toda madre”. El ahora senador, fue alcalde un par de ocasiones, después gobernador del Estado de México. La relación entre ambos es estrecha, incluso fue parte en el libro “Los Suspirantes 2018” de Humberto Padgett, y motivo de impugnación por parte de Ávila Villegas.

Al parecer del ex obispo, el actual presidente municipal, Fernando Vilchis, “es un sinvergüenza que ni siquiera tiene palabra, que se robó todo lo que pudo y ahora quiere más”. Los políticos, dijo, no deben robar mucho, “desgraciadamente todos son ratas y todos han robado”. A él, afirmó, “nadie  me puede llamar ladrón”, y se pronunció por un gobierno sin mentiras, sin tranzas, sin corrupción, “que nos defienda contra el crimen”.