Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en EDOMÉX

Comisión para acabar con pederastia clerical llegó tarde: REDIM

Miércoles, 17 Abril 2019 14:30 Escrito por  Fernanda García

Cuatro años después de que el Vaticano asegurara que no habrá tolerancia con padres pederastas, se creó la Comisión Diocesana para la Protección del Menor y del Adulto Vulnerable (CODIPROMAV) en la Diócesis de Toluca, por lo que llegó tarde, sin embargo, es una oportunidad para ponerle el dedo y llevar ante la justicia civil a aquellos sacerdotes que han abusado sexualmente de niños.

Así lo sentenció Juan Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM) en México, al destacar que es de suma importancia que la Iglesia Católica deje de proteger en el halo de la impunidad y secrecía a aquellos que han violentado los derechos de sus feligreses.

“Desde nuestra perspectiva creemos que, desde que se creó la comitiva en el Vaticano para investigar estos casos, no tendría ningún sentido un tribunal religioso porque la justicia clerical no es igual a la civil, y esa es la que vale, pareció simulación pero hasta ahora tenemos muchos casos de pederastia clerical, como el caso del padre Pedro Gutiérrez de Salamanca, denunciado por más de de 20 años por abuso sexual e incluso venta de niños y sigue totalmente impune, protegido por la Iglesia”.

Sentenció que la jerarquía católica mexiquense debe demostrar con casos concretos de investigación y entregarlos a las autoridades.

“Hay un tema de presuntos proceso, son presuntos responsables hasta que un juez no determine lo contrario, pero, al ser actores públicos, la Iglesia está obligada a retirarlos de cualquier actividad vinculada con niños y adolescentes en tanto se resuelve su situación jurídica y hacer público que están en un proceso de investigación, esto es algo que no afecta su dignidad ni su prestigio, y daría coherencia a la fe católica de que no van a permitir ningún caso más”.

Añadió que el hecho de que en el país únicamente haya 157 casos reportados de abuso sexual clerical revela que la misma Iglesia católica no genera la confianza para denunciar a estos sacerdotes pederastas.

"El que solo haya 157 casos denunciados es un dato importante, demuestra que no hay medios para alzar la voz", finalizó el activista.