Tres Pm

jueves 14 de noviembre de 2019
Publicado en VALLE DE MÉXICO

Aumenta tala en macizos forestales de la ZMVM

Viernes, 01 Noviembre 2019 09:20 Escrito por 

Continúa la deforestación por tala y asentamientos irregulares en zonas del Ajusco, pese a apoyos económicos entregados a los habitantes de los bosques según plantean especialistas del Colegio de México (Colmex) y de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT).

"A pesar de la implementación del programa de Pago por Servicios Ambientales Hidrológicos (PSAH) en la zona se mantiene la deforestación", indica el reporte elaborado por Zenia María Saavedra, de PAOT, y María Perevochtchikova, del Colmex.

La investigación fue realizada en San Miguel y Santo Tomás Ajusco, en Tlalpan, la cual posee 7 mil 619 hectáreas, 45 por ciento de bosque.

Saavedra y Perevochtchikova, evaluaron durante una década la dimensión de la superficie forestal, lapso en que fueron otorgados recursos para compensar los servicios ambientales proporcionados a la Ciudad, incluida la recarga del acuífero.

Con imágenes satelitales, las expertas documentaron cómo, lejos de reflejar más arbolado, se mantuvo la reducción de la superficie forestal, incluido el registro de plantaciones en campañas de plantación.

"El análisis espacial, visual y estadístico de los datos que contienen, permite identificar una tendencia de la deforestación de 215 hectáreas por año en este territorio", anota el estudio.

Una proyección al 2030 plantea que, sin una política de retribución más integrada, persistirá la deforestación.

La comunidad se incorporó en 2004 al programa federal de Pago por Servicios Ambientales, en modalidad de servicios hidrológicos, con un monto de 360 pesos por hectárea al año, en contratos por cinco años.

En 2012, la comunidad inscribió 220 hectáreas en el mecanismo de Fondos Concurrentes, cofinanciado por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) e Ingenieros Civiles Asociados (ICA), con la retribución más alta del País, de mil 600 pesos por hectárea al año, de la cual, recibió dos pagos interrumpidos por problemas financieros de ICA.

"El programa de PSAH no ha podido frenar la deforestación y las zonas donde se observó la mayor pérdida de cubierta forestal están en los límites entre los macizos boscosos y otros usos del suelo", dice el estudio.

Además, revelan que en la zona se presenta tala ilegal, asentamientos irregulares y ganado en libre pastoreo, asociado a quemas forestales provocadas para favorecer el rebrote del pasto consumido por ejemplares vacunos.

"Esto refuerza la idea de la necesidad de la sinergia entre los instrumentos de política pública con la planeación territorial y la disminución de los impactos ambientales", cita la investigación.