Tres Pm

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en EL BUEN COMER

Recomendaciones para una buena alimentación de los niños durante la temporada navideña

Domingo, 06 Diciembre 2020 16:45 Escrito por 

En los últimos diez años, la obesidad en niños de 5 a 17 años pasó de 14,2 a 18,3%. Tener una alimentación saludable y balanceada es de vital importancia para que los niños adquieran los nutrientes y vitaminas necesarias para un buen desempeño de sus actividades cotidianas y académicas; para ello, resulta imprescindible no modificar ni alterar, en la medida de lo posible, sus buenos hábitos alimenticios durante esta temporada decembrina.

En los niños, los tres tiempos de alimentación no siempre son suficientes para satisfacer su apetito y, lo más importante, sus necesidades nutricionales. Sin embargo, debido al desfase de horarios durante las vacaciones, en ocasiones los pequeños pueden realizar dos o incluso una sola comida al día, o al contrario, verse orillados a hacer paradas continuas en la cocina, provocando que coman todo el día. Incluir pequeños refrigerios en su dieta los ayudará a dominar el antojo en estas vacaciones.

Pensando en esto, hoy te compartimos algunos consejos importantes para que los padres no sufran las consecuencias de un repentino cambio de costumbres y vean afectada la alimentación de sus hijos durante las fiestas navideñas.

1. Tener refrigerios o snacks saludables: frutas, verduras, quesos frescos, galletas integrales y lácteos.

2. Tratar de mantener los horarios de comida lo más cercanos a los habituales.

3. Tener disponible agua natural para favorecer su hidratación, en vez de bebidas azucaradas o refrescos.

4. Compartir con los niños la preparación de los alimentos, haciendo del tiempo en la cocina un momento divertido.

5. Moderar el consumo de dulces o golosinas, sobre todo cuando pasan tiempo frente a la televisión.

6. Disponer de más tiempo para realizar las comidas, ya que se carece de la presión para llegar temprano a la escuela.

7. Realizar, en la medida de lo posible, de tres a cinco comidas al día.

También es de vital importancia procurar algunas horas de actividad física al día; y si se planean de una forma casual y sin rigidez, no sólo estaremos pasando horas felices en familia, sino que también incentivaremos hábitos saludables para nuestros niños.