Tres Pm

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en SALUD Y BIENESTAR

¿Conoces el Síndrome de Fatiga Crónica?

Lunes, 24 Febrero 2020 22:03 Escrito por 

Quién no ha pasado por momentos de hartazgo y cansancio extremo, pero perder la visión debido al agotamiento del nervio óptico o dejar de comer por la imposibilidad de sostener los cubiertos, son situaciones difíciles de creer que han reportado pacientes con el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC).

“Una condición discapacitante, como una enfermedad acompañada de una fatiga profunda de mente y cuerpo.” Así lo describió el neurólogo estadounidense George Beard, quien fue uno de los pioneros en dar a conocer aspectos relacionados con este síndrome.

El SFC es una enfermedad compleja y difícil de diagnosticar, pues se manifiesta con un conjunto de síntomas que suelen confundirse con otros padecimientos, como explica la doctora Norma Coffin Cabrera, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM.

“Las personas sienten una fatiga severa que describen como una pérdida inexplicable de energía; refieren dolor de garganta que no atribuyen a ningún resfrío, virus o bacteria; sufren inflamación de las articulaciones y los nódulos linfáticos; les duele la cabeza, los hombros, las cervicales, las rodillas; tienen alteraciones en el sueño; si caminan reportan malestar, cansancio y no se recuperan con el descanso.”

Los tratamientos

Hasta el momento la mejor alternativa médica de tratamiento del SFC es a base de analgésicos, un régimen de alimentación personalizado, además de terapias psicológicas que brindan opciones de respuesta a esta condición.

A principios de los 90’s, ensayos clínicos con pacientes de SFC revelaron que las intervenciones cognitivo-conductuales tenían un efecto favorable.

Actualmente la meta del tratamiento psicológico es que el paciente aprenda la diferencia entre factores de inicio y factores de perpetuación, es decir, entre las causas del padecimiento y lo que lo mantiene activo, remarcando cómo se puede manejar, tratar y de ser posible resolver, ya que el inicio de la fatiga es somático.

Así el acompañamiento psicológico se enfoca en cómo reducir los síntomas y mejorar su calidad de vida.

Esto implica un proceso de reflexión para el paciente, pues se pretende que analice sus conductas con preguntas como: “¿Qué he hecho para remediar esto?” y se auto-observe, con el fin de incrementar su comprensión hacia aquellas percepciones y conductas que agudizan la fatiga.

• El detonante de la fatiga crónica aún no está claro. Algunos casos reportados se relacionan con un brote viral; por ejemplo, una fuerte gripe de cuyos síntomas (dolor muscular, cansancio, irritación en garganta) el paciente nunca se recuperó totalmente y desarrolló un estado crónico y discapacitante.

• Este síndrome además altera las capacidades cognitivas: el enfermo no puede pensar claramente, manifiesta deterioro en la concentración y la memoria a corto plazo, así como sentimientos de impotencia y vergüenza.