Tres Pm

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en SALUD Y BIENESTAR

La adolescencia se extiende ahora hasta los 24 años

Lunes, 08 Junio 2020 21:55 Escrito por 

Por mucho tiempo, la especie humana no hizo una gran diferencia entre la infancia y la madurez. En sociedades tan disímiles como los nómadas primitivos o el Londres de la Revolución Industrial, es posible hallar testimonios de niños que participaron pronto en su vida de las actividades propias de la vida adulta, particularmente el trabajo físico, y aun en la actividad sexual.

Apenas entre la generación anterior, o aun en la previa a esta, una persona de 30 años difícilmente podía ser considerada "joven"; más bien, se le miraba como asentada ya en la madurez de la vida, probablemente en la etapa más fértil de esta. Hoy en día, hay personas de 30 años que en ciertos aspectos no difieren mucho de un joven de 15 o 20 años, pues socialmente se ha generado una zona de tolerancia hacia las conductas derivadas de la edad ganada con el tiempo.

Prueba de ello es un estudio publicado en la revista académica The Lancet Child & Adolescent Health, según el cual la adolescencia va ahora de los 10 a los 24 años de vida de una persona. Ambos extremos llaman la atención: por un lado, la juventud empieza mucho más temprano que antes, y por otro, su fin se marca lejos de lo que estábamos habituados a considerar.

El estudio en cuestión fue realizado por investigadores australianos, entre otros, Susan Sawyer, directora del Centro para la Salud Adolescente del Royal Children's Hospital de Melbourne.

De acuerdo con esta investigación, el inicio de la juventud parece adelantarse, sobre todo en los países desarrollados, donde las mejoras en la calidad de vida y la dieta han provocado que el hipotálamo comience a liberar las hormonas asociadas con el despertar sexual en edades cada vez más tempranas, con lo cual la pubertad ahora empieza cerca de los 10 años (y no a los 14, como sucedía antes). En el Reino Unido, por ejemplo, se ha notado un adelanto en la primera menstruación de las mujeres, que en promedio ocurre ahora entre los 12 y 13 años, cuatro menos del momento en que ocurría a inicios del siglo XIX.

En cuanto a la extensión de la juventud hasta más allá de los 20 años, los investigadores argumentan esta afirmación a partir del hecho de que el cerebro no termina de desarrollarse sino hasta esa edad, lo cual, a su vez, podría explicar por qué los jóvenes no suelen estar adaptados para las responsabilidades de la vida adulta antes de los 25 años.