Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en ECO

¿Qué transformaciones necesita México para enfrentar el Cambio Climático?

Martes, 22 Junio 2021 00:01 Escrito por 

Actualmente, el planeta está viviendo tiempos de incertidumbre, que obligan a la humanidad a cambiar radicalmente las conductas como sociedad, a repensar el futuro y las transformaciones que se requieren. La realidad es que, además de la crisis del Covid-19 y sus impactos inmediatos en la salud y la economía, llevamos años viviendo otra crisis, tal vez más silenciosa, pero no menos peligrosa: el cambio climático.

De acuerdo con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático, si el aumento de la temperatura global de la atmósfera y el océano sobrepasa los 1.5 grados centígrados, una buena parte de las zonas costeras del mundo se inundarán permanentemente; las sequías serán más intensas y los corales junto con los glaciares prácticamente desaparecerán.

Afortunadamente, diferentes científicos alrededor del mundo han aportado su granito de arena para hacerle frente a esta situación, señalando que la humanidad debe transformar aceleradamente ciertos sectores de la economía: el uso de suelo, la industria, transporte, ciudades y energía; a la par de proteger y restaurar la naturaleza en la mayor escala posible.

En el caso de México, el potencial de materializar estas cuatro transformaciones es significativo y sobretodo, urgente. En relación al uso del suelo, es indispensable producir más y mejor con menos suelo, lo que implica transformar el sector primario de pequeña y gran escala con miras a detener la deforestación y garantizar la seguridad alimentaria.

Al mismo tiempo, es necesario cambiar el estilo de vida que tenemos los mexicanos hacia patrones más sustentables de alimentación y consumo en general. Ejemplo de ello es que, según estimaciones del gobierno, un 37% de los comestibles producidos o comida preparada es desperdiciada cada año.

Dentro del sector industrial también se requieren cambios bruscos y significativos. Por un lado, se encuentra el fortalecer los instrumentos regulatorios como el impuesto al carbono; el sistema de comercio de emisiones; y los programas de inspección y vigilancia industrial. Mientras que, por el otro, las propias empresas deben reconocer su responsabilidad y compromiso con los problemas ambientales y sociales del país, así como actuar en consecuencia.

Finalmente, la transición del sector energético hacia energías renovables es, quizás, la de mayor factibilidad técnica e impacto a nivel nacional en términos eco ambientales y sociales. La combinación de proyectos a gran escala, programas comunitarios y la expansión masiva de la generación distribuida podrían, fácilmente, descarbonizar la matriz energética mexicana en menos de 10 años.