Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en ECO

Sequía y COVID afectan humedales de Xochimilco

Martes, 16 Marzo 2021 00:01 Escrito por 

El humedal de Xochimilco, hogar de ajolotes, agricultores y artesanos, enfrenta una crisis potenciada por la pandemia de Covid-19 que está acabando con los cultivos por la falta de mercado.

"Cuando llegó la pandemia se cerraron muchas salidas de venta para las hortalizas; los intermediarios también dejaron de comprar", explicó Armando Tovar, académico y productor.

"Ahora no hay canal de comercialización para muchos productores; la gente ha sufrido, no tiene entrada de dinero y han pasado hambre", agregó.

Los Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco fueron reconocidos en 1987 como patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO y tenían mil 312 hectáreas de superficie chinampera.

"Con la pandemia se ha abandonado un número importante de chinampas. No tenemos cantidad exacta, pero sí tenemos bastantes conocidos, incluso vecinos, que enfermaron de Covid y fallecieron, y sus chinampas se han quedado abandonadas", dijo Tovar.

Además del abandono, propietarios han decidido vender sus espacios o cambiar a otros giros que puedan ser más rentables para el turismo.

Por ello, muchas chinampas se han convertido en campos de futbol o se han dedicado a la ganadería, actividades que son ilícitas en la zona por dañar el área protegida.

El Programa de Manejo del Área Natural Protegida con Carácter de Zona de Conservación Ecológica "Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco", publicado en la Gaceta Oficial, establece como actividades prohibidas el cambio de uso de suelo, la captura y retención de vida silvestre y la caza furtiva; además, también restringe el crecimiento del hato ganadero y el libre pastoreo.
Intentan restaurar zona chinampera
Las vías de comercialización de los productos chinamperos se han obstaculizado con la pandemia, mientras que la deforestación, la muerte de productores y el abandono de terrenos han puesto en jaque la tradición agricultora en Xochimilco.

Desde hace más de seis años, el biólogo y agroproductor Armando Tovar, junto a la organización Humedalia, realiza una labor de restauración ecológica y de sostenibilidad de los humedales a través de la cosecha de productos orgánicos, el ecoturismo y el tratamiento del agua para la preservación de especies.

"Tratamos de hacer que los cultivos sean de mayor calidad, sin químicos. Tratamos de hacer que la gente venga y que conozca, que sume, se lleve algo y que aporte. Al contratar un recorrido como éste, hacemos que las personas se involucren", explicó Tovar.

La intención de Humedalia es crear una "chinampa modelo", donde se logren conservar las tradiciones y especies al mismo tiempo que se logra una explotación adecuada de los recursos para una correcta sustentabilidad.

"Generalmente en las chinampas se produce una gran cantidad de hortalizas, antes de la pandemia teníamos ya el problema de la comercialización. Hay muchos productores, pero por la gran oferta que hay afuera, nuestros productos son muy castigados y se venden muy baratos", contó Armando Tovar.

Gracias a los monocultivos y productos agroquímicos, los vegetales más artesanales sufren una seria depreciación y los más afectados son los productores, lo que los ha orillado a cambiar de negocios y abandonar sus chinampas o a transformarlas en giros más redituables.

Por ello es que han crecido actividades como los campos de futbol, la extensión de la ganadería, la pesca y caza furtiva y los productos químicos para la producción.

Sin embargo, en Humedalia se mantienen las tradiciones de siembra ancestrales, que es lo que realmente hace destacar y convertirse en única a la agricultura chinampera, como el uso de la técnica del Chapín, que implica el uso de los sedimentos de los canales xochimilcas.

"Se trae aquí a los visitantes, se les ofrece un recorrido apegado a lo cultural, con tlacoyos hechos a mano, se les prepara una ensalada hecha con productos de aquí y se les dan productos de amaranto y se les explica totalmente el proceso de producción", contó.

Humedalia ofrece recorridos ecoturísticos, cuestan 200 pesos, y en ellos las personas pueden visitar las chinampas y, para llegar, hay que realizar un recorrido de 40 minutos en una embarcación de remos con guías.Además, las hortalizas naturales de Humedalia también se pueden encontrar en organizaciones que tratan de dar exposición a los productos locales y artesanales, como Bonito Tianguis, quienes tienen una tienda en San Pedro de Los Pinos.

Etiquetado como