Tres Pm

Aniversario 3Pm
Google AdSense LeaderBoard
Publicado en VIDA SALVAJE

Las rayas de los animales, un mecanismo visual para escapar de los depredadores

Lunes, 19 Octubre 2020 00:01 Escrito por 

Muchas veces, la naturaleza, además de ser bella e impresionante, también puede ser violenta, salvaje y cruel, pero también sumamente inteligente.

A lo largo de miles de años, las distintas especies de animales que habitan el planeta han desarrollado diferentes mecanismos para evitar la depredación y salvar sus vidas; sin embargo, muchos de estos sistemas de supervivencia animal continúan siendo un enigma para los científicos del mundo.

Uno de ellos es la huida de animales que viven en grupos y las rayas que cubren su piel: ¿en qué zonas presentan las rayas?,¿es importante el color de las mismas?, ¿cuál es su función a la hora de escapar de los depredadores?, ¿cómo influye el hecho de que sean animales solitarios o sociales?

Afortunadamente, parece que un grupo internacional de investigadores, liderado por la Estación Biológica de Doñana, en Andalucía, España, han encontrado las respuestas correctas para resolver estas preguntas.

En palabras del autor principal de la investigación, Juan José Negro, por fin se ha descubierto el importante papel que juegan las rayas en el cuerpo y extremidades de los animales en el proceso de huida: “Determinadas especies de mamíferos, aves y peces se mueven al unísono ante la amenaza de un depredador. Lo hacen en la misma dirección, rápidamente, y eso sólo se explica por la existencia de un código visual”, explicó.

Para llegar a dicha conclusión, José Negro y el resto de los investigadores analizaron una serie de datos estadísticos perteneciente a cuatro tipos de animales vertebrados distintos que suelen ser el objetivo de depredadores y huyen de manera coordinada al sentirse amenzados o atacados: dos grupos de aves (anátidas y limícolas), mamíferos rumiantes y una comunidad de peces que habitan en arrecifes de coral.

“En nuestros cuatro análisis, las bandas corporales laterales aparecen más frecuentemente en especies sociales y tienden a estar ausentes en especies solitarias del mismo tipo o en especies menos vulnerables a la depredación. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que tales patrones corporales proprocionan una especie de mecanismo de comunicación que ayudará a los animales en cuestión a no provocar choques en cadena durante la huida y también a confundir a los depredadores”, finalizó Negro.

Etiquetado como