Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en EDOMÉX

“Déjenme trabajar“, piden restauranteros con cacerolazo

Lunes, 11 Enero 2021 14:00 Escrito por  Liz Díaz 

Continuando con la campaña “Abrimos o Morimos”, empresarios y trabajadores del sector restaurantero en el Estado de México se manifestaron para pedir al gobernador, Alfredo del Mazo Maza, se reconsideren las medidas que les impiden abrir al público, situación que aseguran, tiene en riesgo de quiebre a miles de establecimientos.

Los afectados se instalaron por más de 30 minutos frente al Palacio de Gobierno Estatal haciendo ruido a través de un cacerolazo para hacerse escuchar frente a las autoridades; esta practica la seguirán replicando a las 13:00 horas en cada negocio hasta ser escuchados, puesto que reprocharon que la carta abierta enviada al titular del ejecutivo y la campaña en redes sociales no dio frutos favorables. 

Desde el pasado 19 de diciembre, el gremio se vio obligado a cerrar al público y únicamente se les permite la venta para llevar o a domicilio; sin embargo, esta opción no es viable pues representa ingresos menores y pérdidas para meseros, valet parking y otros que dependen de propinas. 

A través de un pronunciamiento, una de las afectadas aseguró que en en las últimas semanas hubo un recorte de personal del 10%, sumándose a los 50 mil empleos directos que se han perdido durante la emergencia sanitaria a causa del cierre de 10 mil restaurantes.

“Hoy nos estamos manifestando trabajadores de todas las áreas, dueños de restaurantes, gente que vive al día y de su trabajo; no somos ricos, somos pequeños y medianos empresarios sin ahorros, somos mexicanos desesperados, somos trabajadores a los que nos están condenando al desempleo”, expresó.

Asimismo, reiteraron que los restaurantes no son fuente de contagio, pues aplican todos los protocolos de seguridad de higiene necesarios para la seguridad de colaboradores y clientes, “Mesa segura para un cliente seguro”, señalaron en una de las pancartas. 

“No me castiguen por ser formal”, mencionaba otra pancarta, con la que reiteraron el reproche a que el sector informal siga operando sin restricciones y siendo un mayor riesgo para la propagación del COVID-19, ya que en su actividad no se aplican las medidas preventivas necesarias.