Tres Pm

miércoles 13 de noviembre de 2019
Publicado en EDOMÉX

Sin tolerancia para ambulantes, no cede el ayuntamiento

Jueves, 07 Noviembre 2019 15:28 Escrito por  Fernanda García

Durante la tarde de este jueves, policías municipales, inspectores y vendedores ambulantes protagonizaron un conato de enfrentamiento en la zona del Cosmovitral-Mercado 16 de septiembre durante un desalojo implementado en la calle de Rayón.

Los hechos se dieron a 24 horas de que policías antimotines y de la policía montada desplegaran un operativo en la Terminal-Mercado Juárez para desalojar a los comerciantes.

De acuerdo con los primeros reportes, los elementos policiacos intentaron evitar desde temprano que se colocaran los ambulantes, sin embargo, éstos últimos lograron instalar sus puestos improvisados con cajas, por lo que alrededor de las 14:00 horas se iniciaron las maniobras de retiro.

La acción de los uniformados provocó la furia de los vendedores, quienes armados con palos y tubos defendieron sus productos y bloquearon avenida Rayón.

“Nosotros hemos pedido audiencias, nos hemos querido regularizar, somos independientes, no estamos en ninguna asociación, pero no nos dejan, incluso les pedimos locales en el mercado, pero no nos los dan”, comentó Juan Carlos, quien los últimos 20 años ha vendido fruta sobre la banqueta.

Al filo de las 15:00 horas, los comerciantes decidieron levantar sus productos para evitar que se los llevaran los inspectores, pues, aseguraron, las pérdidas son cuantiosas ya que la mayoría comercia perecederos.
Los policías locales se apostaron en el Cosmovitral sobre Rayón y Santos Degollado para mantener presencia en la zona y evitar la reinstalación de los vendedores sobre las banquetas.

De acuerdo con los afectados, desde la Dirección de Gobernación se ha beneficiado a diversas organizaciones de ambulantes, a quienes se les permite operar en el centro de la capital mexiquense, por lo que exigen piso parejo y que les ayuden a seguir comercializando sus productos, aunque con toda la legalidad posible, ya que más de 50 familias dependen de las ventas en los alrededores del mercado 16 de Septiembre.