Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en NACIONAL

Enfrentan riesgos los niños en migración México-EE.UU.

Martes, 30 Abril 2019 12:47 Escrito por 

En total 20 mil 916 menores de edad no acompañados fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera entre México y Estados Unidos entre enero y marzo pasado -según cifras de la corporación-, y cada uno tiene una historia de riesgo.

De dicha cifra, corresponden al límite internacional entre Sonora y Arizona en el primer trimestre de este año, tres mil 595 niños y adolescentes que fueron arrestados y confinados en centros de detención de los sectores Yuma y Tucson.

Además de los menores procedentes de México, en dichas estadísticas se contabilizan los que son originarios de Guatemala, El Salvador y Honduras.

El 25 de diciembre pasado, se reportó que un niño de ocho años proveniente de Guatemala falleció en la madrugada mientras estaba en custodia en Alamogordo, Nuevo México, Estados Unidos.

Sobre el cruce de menores indocumentados, el 20 de marzo pasado, el jefe del Sector Tucson de la Patrulla Fronteriza, Roy Villareal, dijo que "las organizaciones de contrabando han ampliado su explotación de los centroamericanos a niveles sin precedentes".

"Al transportar a grandes grupos de familias a áreas remotas del desierto, está claro que tienen poca consideración por la seguridad y el bienestar de estas familias. Su única intención es interrumpir los esfuerzos de seguridad fronteriza", afirmó.

Las organizaciones criminales transnacionales ilícitas explotan la vulnerabilidad de los extranjeros con falsas promesas de estatus legal y alientan los peligrosos cruces fronterizos, poniendo en riesgo vidas, afirmó.

Al igual que otros grandes grupos familiares que se encontraron en esta área en los últimos seis meses, todos los individuos que se entregaron a los oficiales eran ciudadanos guatemaltecos y hondureños.

Además, la corporación calificó como de alto riesgo cruzar el desierto con menores de edad, pues las zonas son remotas, el terreno duro y el clima impredecible, que puede pasar de frío intenso matinal a calor abrasante en la tarde.

Desde enero pasado, la Patrulla Fronteriza ha reportado el rescate de grandes grupos, entre ellos menores que viajan solos, quienes cruzan por el desierto entre San Luis Río Colorado y Sonoyta, donde solo hay barreras contra vehículos.

Entrevistados en el exterior de la Casa del Migrante La Divina Providencia de San Luis Río Colorado, los migrantes originarios del estado de Guanajuato, Mario Rodríguez y Cecilia Domínguez, comentaron: "no tuvimos con quien dejar a los niños".

Por ello, viajaron hasta esta frontera de Sonora acompañados de una niña de cuatro años y su hijo de siete años, con la intención de llevarlos consigo hasta el estado de California donde esperan encontrar trabajo.

"Los familiares que tenemos de donde somos dijeron que no podían hacerse cargo de tanto gasto (con los hijos), y sí le sufrimos ahora en el viaje", asumió, pero esta aventura la hacen con el apoyo de parientes que ya residen en la Unión Americana.

Comentaron que un traficante de humanos o "pollero" les dijo que cruzarían por el límite Sonora-Arizona, pero dijeron desconocer si lo harían por el desierto de Altar, aunque oyeron que el viaje podría ser por esa región.

En Nogales, se informó que durante 2018 los centros “Camino a Casa” recibieron a dos mil 034 menores repatriados de Estados Unidos, en dos municipios fronterizos de Sonora, de acuerdo con la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sonora.

El titular de dicha procuraduría, Wenceslao Cota Amador, precisó que esos menores provinieron principalmente de los estados de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Puebla.

"De los cuales mil 890 se atendieron en Nogales y 144 en San Luis Río Colorado", precisó, de acuerdo con un comunicado estatal relativo a su visita a esta localidad fronteriza.

Afirmó que la protección de derechos de los menores de edad deportados de la Unión Americana es prioridad y, por ello, se trabaja en la creación de políticas públicas que garanticen el bienestar de quienes transitan por la entidad.

En San Luis Río Colorado, el migrante de Honduras, Adrián "N", de 14 años, manifestó que es bueno saber que las autoridades de México apoyan con muchos servicios a los menores de edad.

Entrevistado en las inmediaciones de la aduana internacional en esta frontera de Sonora, comentó "lo vamos a tener por conocido, y en caso de que necesitemos algo pues lo vamos a pedir".

Mencionó que por el momento anda solo, pero sus papás saben dónde está y viaja para reunirse con su tío en el estado de California, quien lo necesita para que le ayude en las tareas que realiza en un rancho.

"Yo sé todo el trabajo del campo. Así trabajamos en Honduras, pero pagan muy poco y luego los maras van y le quitan el dinero a la gente y no se puede hacer nada", dijo.

Manifestó que sí le gustaría estudiar porque no terminó ni la educación primaria, pero primero considera que debe trabajar, para entonces tener un dinero y poder pensar en el futuro.

Comentó que estaba pensando si solicita asilo a las autoridades de Estados Unidos en la aduana o si se mete por el desierto porque están haciendo viajes con otras personas que se entregan a los policías (Patrulla Fronteriza) de ese país.

NTX