Tres Pm

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en PET'S

5 motivos por los que tú gato no para de maullar

Jueves, 13 Febrero 2020 00:30 Escrito por 

Los maullidos son una de las fuentes más importantes de información sobre el estado de ánimo e incluso la salud de nuestros gatos. Por lo tanto, debemos prestarles especial atención, ya que es su forma primordial de comunicarse con nosotros y como tal, nos proporciona muchas pistas sobre lo que quieren y lo que no, y sobre lo que les puede estar sucediendo.

Al ser algo tan característico de los gatos, es posible que a veces no les hagamos demasiado caso. Esto sin embargo, sería un error, ya que el gato siempre nos quiere decir algo cuando emite sonidos.

Por su parte, los maullidos también son un buen indicador sobre la salud de nuestro gato. Cuando le duele o le molesta algo, el gato se quejará; el maullido es distinto al resto en estos casos, por lo que a la menor duda de cambio, te recomendamos que acudas al veterinario porque puede deberse a algún problema de salud.

Estos característicos sonidos pueden estar divididos en medios, baja intensidad y gran intensidad. Los maullidos “normales” se encuentran entre los primeros, mientras que el bufido o una respiración fuerte, por ejemplo, se encuentra entre los de gran intensidad ya que suelen ir asociados a la agresividad, en mayor o menor grado.

Cuanto más intenso sea el maullido, más “urgente” es el mensaje que nos quiere transmitir o la emoción que quiere que comprendamos. Además, el maullido también es distinto según el estado en que se encuentre el gato. Si está relajado, serán cortos y más agudos; si está nervioso o enfadado, serán más largos y profundos.

En definitiva, los maullidos significan todo un mundo de sonidos. Aprender a escuchar a tu gato es muy importante; es por ello que te traemos 5 causas comunes del por qué de estos maullidos:

1.- Como forma de saludo: A veces, un maullido quiere decir simplemente "hola". Seguro que has notado que lo suele hacer cuando llegas a casa o cuando te levantas por las mañanas.

2.- Soledad o miedo: Si lo has dejado muchas horas solo, seguramente cuando vuelvas a casa te maullará sin parar. Esto quiere decir que está enfadado y con sus maullidos te hará saber que no le parece bien que te hayas ido.

3.- Cuando están en época de celo: No es ningún secreto que en época de celo los gatos están mucho más inquietos y lo expresan mediante sus maullidos. Por eso se suele recomendar la esterilización, para que no lo pasen mal al estar tan nerviosos.

4.- Arena sucia: A los gatos les importa mucho la higiene, y si su bandeja de arena está sucia te lo hará saber enseguida mediante sus maullidos. Intenta mantener su arenero siempre limpio para que él haga sus necesidades de forma cómoda.

5.- Por la edad: Cuando los gatos van haciéndose mayores comienzan a maullar cada vez más, así que no te extrañe que, según cumpla años, tu gato se vuelva más parlanchín.