Tres Pm

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Google AdSense LeaderBoard
Publicado en EDOMÉX

Movimiento por la Esperanza no será partido político: Bejarano

Viernes, 03 Mayo 2019 15:44 Escrito por  Eleazar Barajas

Con la promesa de no convertirse en partido político, este viernes se presentó la dirigencia estatal del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), acción política encabezada por el ex perredista René Bejarano.

En Toluca su coordinadora estatal, Nunila Pedraza Moreno, informó que el objetivo será consolidarse como la principal instancia gestora de recursos municipales y estatales en apoyo de las comunidades que sufren mayor rezago social, en el caso del Estado de México donde se tienen 10 de los municipios más pobres del país.

Frente a los señalamientos a su dirigente nacional, el conocido por algunos sectores como “El Señor de las Ligas”, llamaron a indagar sobre su historia como activista social, además de que los delitos de los que fue señalado estuvo en la cárcel y fue liberado.

“De verdad en el campo nunca nos preguntan de este tema, ni siquiera lo recuerdan, ni siquiera lo conocen, esto es un tema que está solo para aquellos metidos en lo político, en la bases lo único que les interesa es ayudar y yo estoy convencida, nosotros vamos más allá”.

Aseguró que actualmente tienen 980 mil afiliados a nivel nacional, puntualizó que el momento no hay ningún acuerdo para sumar a los militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) luego de la salida de varios de sus dirigentes.

“Se le invitó a este movimiento (al ex perredista Juan Hugo de la Rosa), hubo varias pláticas y él muy respetablemente tomó la decisión de hacer otro movimiento en el estado y no sé si a nivel nacional, el día de ayer dio la renuncia -al PRD-".

“En este momento no veo que haya un acuerdo ya para que esté dentro del Movimiento Nacional por la Esperanza. Sí estuvo la invitación, sí ha habido pláticas, pero no sabría si se suman”.

El MNE es coordinado a nivel nacional por René Bejarano. En los estados busca conformar una nueva fuerza política, con militantes de partidos, pero también deja abierta la puerta para exdirigentes y líderes sociales.